Nicaragua, el país más caluroso de Latinoamérica, según el Banco Mundial

Nicaragua con un clima tropical y poca variación estacional ha registrado temperaturas en promedio de 27.97 grados Celsius, la más alta de Latinoamérica.

El Portal de Conocimiento sobre el Cambio Climático del Banco Mundial publicó un informe sobre los países más calurosos, entre los que Nicaragua figura en el primer lugar del top 5 de América Latina.

Según el documento, Nicaragua con un clima tropical y poca variación estacional, ha registrado temperaturas en promedio de 27.97 grados Celsius, la más alta de Latinoamérica.

“Nicaragua tiene un clima tropical con poca variación estacional de temperatura, que oscila entre 21˚C-27˚C, y dos temporadas de lluvia distintas: una ‘temporada lluviosa’ (mayo-octubre) y una ‘temporada seca’ (noviembre-abril). ). Un período seco llamado ‘Canícula’ interrumpe regularmente la temporada de lluvias a finales de julio y principios de agosto”, se lee en la web del Banco Mundial.

Ortega ha sextuplicado las concesiones mineras, según Fundación del Río

En el segundo lugar del top, está Cuba con 25.80 grados, seguido de Venezuela que registra un promedio anual de 25.71 y Panamá y Brasil, cuarto y quinto lugar con 25.61 y 25.45 grados Celsius respectivamente.

¿Por qué han aumentado las temperaturas?

En los últimos días el mundo ha estado muy atento a lo que ocurre en Europa, donde se han reportado días muy calurosos.

Para el experto en medio ambiente, Jurguen Guevara, esto se debe a los “efectos de la variabilidad climática y el cambio climático”.

“Recientes informes estiman una temperatura media global de 0.98 y 1.5 grados. Los informes advierten que de llegar a los 1.5 grados eso significaría un incremento en países tropicales como Centroamérica y Nicaragua en un aumento desde un 1.8 hasta 2 grados centígrados sobre las temperaturas medias”, explica.

Esa situación ligada al efecto invernadero y el descontrol que se tiene respecto a la variabilidad climática, es lo que afecta principalmente a los países centroamericanos y se convierten en las principales causas del aumento de las temperaturas.

Residentes Vistas de Momotombo denuncian falta de abastecimiento de agua

“Recordemos que Nicaragua y de hecho, el istmo centroamericano se encuentra en una posición hasta cierto punto ventajosa en términos climáticos. Están expuestos a ciclones tropicales y variabilidades climáticas como el fenómeno de el niño, variabilidades estacionales, ciclones y ondas tropicales, las cuales se vuelven más frecuentes a medida que el descontrol climático crece a nivel global”, explica Guevara.

Otro de los factores que está influyendo en el aumento de las temperaturas, según el experto, son las condiciones ambientales a nivel de país. «Actualmente Nicaragua enfrenta un serio proceso de deforestación, principalmente en áreas protegidas y eso incrementa doblemente el riesgo climático”, subraya.

Deforestación una de las causas principales

Guevara dice que actualmente Nicaragua y el área centroamericana son regiones altamente vulnerables ante las variaciones del clima, una situación que se agrava con el problema de las deforestaciones.

“La degradación de las condiciones ambientales afecta directamente el tema del incremento en las temperaturas. Los índices de deforestación según los últimos informes de organismos como la FAO, sitúa a Nicaragua en el cuarto lugar entre los países a nivel centroamericano con mayores índices de deforestación”, manifiesta.

Comunidades indígenas del río Coco piden auxilio por estragos causados por inundaciones

El experto ambiental explica que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, estima un índice de 3.5% de deforestación anual para Nicaragua. Un problema generalizado, pues los bosques funcionan como agentes reguladores naturales del clima. Agrega que no es lo mismo enfrentar una variabilidad climática con bosques naturales y áreas protegidas que hacerlo con altos niveles de degradación ambiental como los actuales.

Los departamentos más calientes del país

Entre las zonas de Nicaragua que experimentan los más altos niveles de temperatura, Guevara comenta que se encuentran en el pacífico, principalmente el occidente del país.

“Según los últimos monitoreos meteorológicos y la perspectiva climática, los veranos en zonas como Somotillo, Villa Nueva y Chinandega, en los últimos 5 años han alcanzado temperaturas récord de entre 38 y 42 grados centígrados, lo que supone 6 grados por encima de las temperaturas máximas históricas en los departamentos de Chinandega, León y Managua que oscilan 32 y 34 grados centígrados”.

En los últimos tres años el departamento de León ha registrado datos entre los 36 y 38 grados, 38 y 42 grados en Chinandega y en Managua se han registrado niveles de temperatura entre los 32 y 34. Lo que indica que la zona del pacífico, especialmente el noroccidente, es la zona que más sufre la variabilidad climática.

El incremento de las temperaturas ya no es exclusivo de las zonas más calientes de Nicaragua, el impacto de las deforestaciones y el cambio climático mundial han provocado que lugares más frescos como el norte del país experimenten aumento en sus temperaturas.

Régimen Ortega ahora busca desesperadamente que vengan los turistas

“Departamentos como Matagalpa, Jinotega y Estelí tenían temperaturas entre los 24 y 26 grados centígrados, hoy se encuentran con temperaturas medias y máximas entre los 26 y los 28 grados”, expresa Guevara.

En otras áreas de la región norte del país, especialmente en Jinotega, se han reportado temperaturas que han llegado hasta los 30 grados centígrados. Una situación que llama la atención de los expertos en el tema, pues en esa zona del país no se deberían registrar esos niveles de temperatura porque “son pisos altitudinales superiores a los 800 metros sobre el nivel del mar”.

El dato de esa zona refleja 3 grados por encima de la norma histórica, lo que ocasiona un impacto serio para el ecosistema y la producción agropecuaria.

¿Qué hacer para disminuir los efectos del cambio climático?

El experto ambiental explica que se deben tener en cuenta los sistemas de alerta temprana y mejoramiento de asistencia técnica para las comunidades altamente afectadas por los efectos del cambio climático.

“Es muy importante fortalecer los mecanismos de monitoreo y vigilancia del clima a nivel regional, nacional, local y comunitario, porque de esa manera se pueden anticipar ciertos eventos climatológicos. El monitoreo constante de fenómenos como el niño que genera sequías fuertes en la región centroamericana y la incidencia del fenómeno de la niña”, agrega.

El especialista dice que se debe prestar mucha atención a la temporada ciclónica, especialmente la de este año que se espera sea una de las más activas, pues éstos fenómenos afectan mucho a la región centroamericana.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.