«No hay nada que se oponga a su regreso»: Alianza Cívica no tiene obstáculos para volver a la Coalición

La Alianza Cívica aseguró en su momento que el conflicto del PLC dominado por Arnoldo Alemán dinamitaba las acciones de la Coalición Nacional

Cuando la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia decidió salir de la Coalición Nacional (CN) a finales de octubre, alegó que lo hacía porque aún no se abandonaban las prácticas viejas de la política tradicional por parte de algunos partidos, sobre todo del Partido Liberal Constitucionalista, el cual fue invitado a participar en la CN por la misma Alianza Cívica.

Nicaragua podría culminar 2020 sin un nuevo diálogo nacional

«Ha prevalecido el muro de una política tradicional, que se resiste a dar paso a nuevas generaciones de líderes e ideas y el afán de organizaciones políticas tradicionales de no abandonar viejas prácticas antidemocráticas, impositivas, cayendo en las discusiones sectarias y conflictos internos estériles, así como la política de la descalificación, convirtiendo este proceso en un camino lento y potencialmente desesperanzador para una ciudadanía ansiosa de conseguir su libertad», argumentó la Alianza Cívica en un comunicado.

El reverendo Saturnino Cerrato, presidente del Partido Restauración Democrática y delegado ante la Coalición Nacional, señala que «hasta donde yo sé, no hay nadie que se oponga al regreso de la Alianza Cívica» a ese bloque opositor, y que en su lugar «se miraría con buenos ojos» dicha acción.

De igual manera, la delegada de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) para la Coalición Nacional, Violeta Granera comenta que un posible retorno de la Alianza Cívica es bien aceptado, siempre y cuando se continúe con el compromiso de enfrentar a Daniel Ortega, no solamente en las elecciones. «La Unidad Nacional está por la unidad lo más amplia posible», y quien no esté a favor de ello es porque le está haciendo el juego al FSLN, considera la dirigente de la UNAB.

Sin embargo, las conversaciones en la Alianza Cívica giran en torno a otra cosa, pues ahora que el PLC ya no es parte de la Coalición Nacional, la Alianza Cívica tampoco se plantea regresar a ese bloque opositor según detalla el vocero de esa organización, José Dávila. «No se ha planteado eso», pero enfatiza en que un posible retorno a la Coalición Nacional dependerá de la estrategia política que defina la Alianza en las próximas semanas.

«Ya sacamos a toda la cúpula, ninguno quedó», facción de Osuna asegura haber tomado control total del PLC

«Yo creo que la estrategia  lleva la idea de agrupar a todo la oposición y desembocar en una sola alianza electoral con un solo partido, un solo programa de gobierno y un solo candidato que apoye toda la oposición» expresa Dávila y agrega que aún se están definiendo estos aspectos por lo cual todavía no hay algo preciso al rededor de este tema.

Una unidad más amplia que la Coalición Nacional

Hasta el momento, la Coalición Nacional es la estructura que aglutina a la mayoría de organizaciones opositoras a Daniel Ortega, incluidos partidos políticos con personería jurídica como el PRD de Saturnino Cerrato, la cual podría ser utilizada como un eventual vehículo electoral.

Foto: NI

Cuando la Alianza Cívica anunció su salida de la CN, también auguró la creación de una Plataforma Unitaria electoral para aglutinar a todas las organizaciones, movimientos y partidos políticos de oposición. Esta Plataforma sería mucho más amplia que la Coalición Nacional, e incluso se le invitaría a ese bloque a formar parte.

El caso de narcotráfico en el que se vio implicado un hermano de la diputada María Haydeé Osuna

Sobre esta alternativa de formar parte de esta Plataforma Unitaria, Violeta Granera opina que «hay que abrir posibilidades, hay que ver cómo nos acercamos a los que no están en la Coalición Nacional en cualquier fórmula que permita compartir la lucha contra Ortega (…) esa posibilidad debería estar abierta», pero enfatiza en que esa decisión la tomará el pleno de la CN en su momento.

Por ahora, Dávila detalla que la conformación de esta Plataforma va en camino pero antes se estarían afinando otros detalles como reponer a los miembros que dimitieron tras su salida de la CN como el Dr. Carlos Tünnerman y Ernesto Medina, además de mantener bajo análisis del espectro político la crisis del PLC y el hecho de que el gobierno de Daniel Ortega aún no ha iniciado el proceso de reformas electorales.

Eventual negociación sobre reformas electorales

Si bien las organizaciones opositoras tienen diferencias de criterios sobre diversos temas, hay algo en los que parecen coincidir y es la incertidumbre de las reformas electorales que el gobierno de Daniel Ortega ya debió de haber presentado en la Asamblea Nacional, la cual se irá de receso parlamentario el próximo 13 de diciembre.

«Está la incertidumbre de si habrá o no reformas electorales (…) hay incertidumbre sobre una negociación entre el gobierno y la oposición sobre las reformas electorales» comenta José Dávila.

La Ley Electoral es una norma de rango constitucional por lo cual cualquier reforma debe ser aprobada en dos legislaturas antes de su entrada en vigencia. A la legislatura de este año, solo le quedan diez días y todavía no ha sido presentado ningún proyecto de reforma en la Asamblea, explica el político.

Cinco diputados muertos, burlas por el Covid19 y tridente de leyes: Así fue el trabajo parlamentario este 2020

Hasta ahora no hay muestras por parte de Daniel Ortega para negociar al rededor de las reformas electorales y tampoco se ha introducido en el parlamento algún proyecto de reforma electoral para que sea discutido en primer legislatura antes de su aprobación.

Foto: NI

Dávila prevé que Ortega introduzca las reformas para el 2021 y que estén listas hasta 2022, es decir, después de los comicios presidenciales, o bien que no haya reforma electoral y solamente se hagan cambios minuciosos en el reglamento electoral. «Con una dictadura reina la incertidumbre», alerta el vocero de la Alianza Cívica.

Por otro lado, Dávila manifiesta que se rumora que Ortega podría negociar solo con los partidos políticos que tienen representación en la Asamblea Nacional o bien con los  partidos que tengan personería jurídica aunque no tengan representación en la Asamblea. La comunidad internacional ha reconocido a la Alianza Cívica como la única organización avalada para establecer negociaciones con Daniel Ortega en cuanto a temas de justicia y democracia.

Los exaliados del FSLN que hoy se encuentran en la oposición

Saturnino Cerrato como presidente del PRD comenta que hasta el momento no ha recibido ninguna convocatoria para reunirse o negociar sobre reformas electorales con delegados del gobierno de Daniel Ortega, aunque detalla que si la recibe, su partido asistiría a estas negociaciones y presentaría su propuesta de reformas, la cual ha sido consensuada con los demás miembros de la Coalición Nacional.

«No tenemos ningún inconveniente a que nos convoquen a considerar las reformas» expresa Cerrato mientras que Violeta Granera recuerda que las organizaciones de oposición que fundaron la Coalición Nacional, incluidas la Alianza Cívica y el PLC, firmaron un acuerdo de no establecer ningún tipo de negociación en paralelo con Daniel Ortega al rededor de las reformas electorales, y en su lugar deben ser consultadas todas las organizaciones de oposición.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.