El día que Daniel Ortega lloró al entregar la presidencia de Nicaragua

El mandatario sandinista llegó al poder por casualidad y puesto ahí amó la adulación y la riqueza. Abandonar todo aquello fue un golpe moral insuperable.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.