Pandemia y elecciones de 2021 amenazan al comercio, dice Funides

El sector de comercios y servicios se encuentra en incertidumbre debido a la pandemia del COVID19 y la inestabilidad política en la que se encuentra el país, asegura la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social FUNIDES.

Según el más reciente informe presentado por el organismo, a la mayoría de empresas que pertenecen al sector comercio también les preocupa que el siguiente año pueda haber mayor inestabilidad debido al ambiente pre electoral y las elecciones mismas que se celebrarán en noviembre de 2021 en nuestro país.

Para el siguiente año se espera que haya menor riesgo por el COVID19 pero la incertidumbre persiste por los resultados de las elecciones en Estados Unidos. Según FUNIDES, el cambio de gobierno en el mayor socio comercial de nuestro país, podría traer cambios negativos o positivos en cuanto a las políticas dirigidas hacia Nicaragua y eso podría afectar directamente al sector.

Mipymes de Nicaragua esperan flexibilidad para acceder a créditos del BCIE

Con la inestabilidad política y la crisis económica que enfrentan los nicaragüenses, FUNIDES prevé que se pueda deteriorar la capacidad de pago de clientes o empeorar el financiamiento para el sector.

«Las empresas no saben lo que puede ocurrir pero si perciben que les puede afectar (…) «perciben que ciertos eventos particulares traen incertidumbre» explican los expertos del organismo.

Sectores reportan caídas en primer semestre del 2020

FUNIDES analizó 41% de las actividades comerciales del país que incluye a los sectores farmacéutico, insumos agropecuarios, alimentos, ferretería, bebidas , maquinaria y tabaco. En todos estos sectores la preocupación que prevalece es la profundización de la crisis política o el empeoramiento de la crisis sanitaria en el país.

En el sector de alimentos se registra una disminución del 4.5% durante el primer semestre de este año. El decrecimiento en este sector se debe a problemas en los canales de distribución de alimentos, así como en suministros de mercadería provocados por la pandemia del COVID19.

Nicaragua: el país más complejo para hacer negocios de Centroamérica

El organismo determinó la población está comprando productos alimenticios de menor calidad y que sean duraderos como efecto de la crisis económica y de la autocuarentena que un sector de la población se ha impuesto para evitar contagios del nuevo coronavirus.

Bares y restaurantes permanecen con baja afluencia de clientes en medio de la pandemia del COVID19 – Foto: Hans Lawrence Ramírez

Otro sector afectado es el de las bebidas que en el primer semestre registra un descenso del 12.1% debido a la menor afluencia de visitantes en espacios públicos, además de la reforma tributaria impuesta por Daniel Ortega. Las bebidas alcohólicas son las que tienen el peor desempeño en comparación a las demás, debido a la baja visita de personas a bares y restaurantes. La venta de tabaco también ha disminuido en un 55%, lo que representa una contracción del 67% respecto a febrero del 2019.

La maquinaria agrícola registra una caída del 32%, Ferretería, pinturas y productos de vidrio disminuyó un 11% y el servicio de bienes raíces ha tenido un impacto del 55% en el primer semestre del año.

Los pocos que crecieron

En la otra acera, el sector farmacéutico presenta importantes cifras de crecimiento con un 6.4%, debido al incremento de compras de productos para atender enfermedades respiratorias. FUNIDES detalla que hubo crecimiento en la demanda de hospitales tanto de medicinas como equipos y que la población tomó medidas de abastecimiento preventivo.

El problema que ha enfrentado este sector fue principalmente de abastecimiento por el incremento repentino y no esperado en la demanda.

Moody’s: Nicaragua no crecerá económicamente en el 2021

Los insumos agropecuarios también registraron un crecimiento del 7.4%. Esto se debe a que «ha habido un buen invierno», en comparación a años pasados explica FUNIDES, además de que para este sector hay un poco más de acceso al financiamiento y casi no les ha impactado la pandemia del COVID19 debido a que las actividades agrícolas se realizan al aire libre.

Proyecciones para el segundo semestre

Las proyecciones para este segundo semestre tampoco son muy buenas. Al menos para el sector de alimentos, FUNIDES prevé una contracción del 2.8% y para las bebidas del 11.2%. El tabaco se prevé que iguale su caída del 55%.

El sector de maquinaria y equipo agrícola no espera un crecimiento en sus ventas para este segundo semestre de 2020, pero guarda sus esperanzas en que la crezca la demanda en cuanto a las reparaciones de los equipos.

Cosep pide al Gobierno que «en vez de sacarle dinero a las empresas» tomen medidas que las haga solventes

Para los insumos agropecuarios se espera un crecimiento del 5.3% y de cara al 2021 mantiene la incertidumbre debido a tensiones por el ambiente electoral y las tensiones sociopolíticas a diferencia del sector farmacéutico que espera un crecimiento del 11.6% para el próximo año por considerar que el mercado presenta oportunidades de crecimiento y estabilidad.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.