Diplomáticos presencian profanación de turbas del gobierno en la Catedral de Managua

Turbas sandinistas profanaron la Catedral de Managua al irrumpir a eso de las dos de la tarde al templo donde se realizaría la misa de cuerpo presente al poeta trapense, Ernesto Cardenal.

La ceremonia aún no iniciaba, cuando simpatizantes sandinistas se comenzaron a agolparse en la Catedral de Managua con pañuelos rojos y negros, símbolo del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

En el fondo, al centro y a los lados de la Catedral, turbas que eran movilizadas en buses públicos se bajaban en la entrada del templo y se sentaban amenazantes para marcar presencia ante la conmoción mundial por la muerte de Cardenal.

Analistas políticos creen que por la representatividad que tuvo Cardenal y por haber denunciado al gobierno del presidente Daniel Ortega, a quien llamaba un «dictador», es que Rosario Murillo envió a sus turbas a tomarse la iglesia. 

Cardenal representaba un gran legado por su lucha contra la dictadura sandinista, pero a su vez, una clara expresión del descontento contra el rumbo que llevaba el partido, que ahora es dominado por Daniel Ortega.

«Asombrada y asqueada», fueron las palabras con la que la poeta Gioconda Belli calificó la presencia de simpatizantes del gobierno en la misa que gritaban consignas partidarias, pese a que Cardenal se convirtió en una de las figuras más críticas de la pareja en el poder. 
Ernesto Cardenal fue homenajeado en medio de turbas que intentaron opacar la ceremonia-.
«Es un irrespeto en el funeral de una gran figura nacional y mundial; refleja el tipo de mente de quien organiza este tipo de afrentas al pueblo», agregó la escritora nicaragüense. 

Diplomáticos, ex vicepresidentes, embajadores, directores de medios, así como intelectuales presenciaron a las turbas que interrumpían la misa constantemente gritando consignas fabricadas por la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo.

«No pudieron ni podrán», decían sujetos afines al gobierno.

El Embajador de la Unión Europea, Pelayo Castro, el exvicepresidente Sergio Ramírez, la presidenta de la Cámara de Turismo, entre otras personalidades asistieron a la ceremonia religiosa.

Sergio Ramírez Mercado, exvicepresidente de Nicaragua desde el 10 de enero de 1985 hasta el 25 de abril de 1990. Foto: NICARAGUA INVESTIGA

Durante un momento de tensión, el nuncio apostólico monseñor Waldemar Sommertag, intentó calmar sin mucho éxito a las turbas.

Al finalizar la ceremonia, el ataúd salió de forma rápida del lugar. Los simpatizantes siguieron el ataúd y a las personas que lo acompañaban vociferando contra ellos.

Periodistas, dentro de ellos el reportero Hans Lawrence, de Nicaragua Investiga, fue asaltado brutalmente y agredido por turbas.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí https://bit.ly/2HT5Wsm

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.