Pagar un seguro social para recibir una cita médica después de meses

Al final de cada mes, más de 700 mil asegurados activos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) asumen el pago de su seguro social, con la esperanza de disfrutar de su pensión una vez llegue el momento de retirarse o bien de poder recibir una atención médica y de calidad en caso de enfermar. Sin embargo, el panorama es otro.

Murillo anuncia exoneración del IVA debido a las fiestas patrias ¿aplicará para todos?

Sara Ruiz tiene más de 20 años de cotizar en el INSS, su seguro lo ha utilizado en pocas ocasiones, principalmente durante sus embarazos. Este año que tuvo que acudir al Hospital Militar para hacer uso de ese seguro que fielmente paga y poco ha utilizado a lo largo de este tiempo, la experiencia fue decepcionante.

El pasado 23 de marzo Ruiz acudió al hospital por problemas en sus pies, ambos estaban inflamados y se habían tornado de un color rojo que la desconcertó. Al ser atendida por la médico general, esta le indicó que no podía recetarle ningún medicamento y que debía pasar a cirugía general.

Ruiz se fue al área de admisión para programar una nueva cita, la cual fue establecida para el 5 de mayo. Al pasar con el cirujano, detalla que este únicamente le miró los pies, que aún seguían inflamados, y sin siquiera tocarla o realizarle mayores preguntas le indicó que no le podía dar ningún tratamiento y debía ser vista por un cirujano vascular. Por lo que volvió a hacer una nueva cita, esta vez para el 6 de agosto.

Consumo en bares y restaurantes aumentan un 54% pese a la pandemia

«Todo ese tiempo, seis meses prácticamente, sin ningún tratamiento; solo voy de doctor en doctor» cuestiona Ruiz con molestia. Finalmente, este pasado 6 de agosto, el cirujano vascular le indicó que debía realizarse una ecografía (ultrasonido) en los pies, un examen que ha sido programado para el próximo 22 de noviembre, y se le explicó que la lectura de sus resultados está prevista para el año 2022.

El caso de Ruiz es uno de los muchos casos de nicaragüenses que expresan sus molestias e indignación ante la lentitud del sistema del seguro social para asegurar la atención médica especializada de sus cotizantes.

No se cubre la demanda

Un experto en seguridad social que brindó declaraciones a Nicaragua Investiga bajo anonimato, detalla que el problema es que «la demanda del servicio es muy grande en comparación con el número de clínicas que brindan asistencia» y eso es lo que «en sí hace que la atención sea muy tardía».

A finales de 2017, la cantidad de población asegurada superaba los 900 mil, mientras que en 2007 habían poco más de 400 mil asegurados, «entonces, si pasan de 400 mil a 900 mil, está más del doble, pero hay las mismas clínicas médicas, entonces la demanda va a ser mayor».

«A medida que el seguro social comienza a crecer (el número de asegurados cotizantes), la demanda en enfermedad y maternidad crece también, por lo que debería crecer también la oferta de servicio, pero no crece» apunta el experto, quien además insiste en que el comportamiento demográfico obliga a aumentar los servicios que se requieren.

Agrega que las autoridades deberían asumir la responsabilidad «de decir “una clínica médica en estas condiciones no puede atender a más de 20 mil personas, entonces necesitamos tantas clínicas, hay que abrir más clínicas”; pero, el grueso de gente está en el Hospital Militar porque es de los amigos del gobierno, del seguro, entonces ahí van todos».

Se trata de un negocio

El experto detalla que este asunto se trata de un negocio y por ello no se ejecutan medidas directas, como poner a disposición más centros de atención. «La mayoría de las clínicas están en manos de gente afines al Gobierno, entonces a ellos no les conviene que se abran más clínicas porque el negocio está en tener más asegurados a su cargo».

Canasta básica nicaragüense supera los 15 mil córdobas

Las llamadas clínicas previsionales reciben un porcentaje del INSS por cada asegurado, llegue o no llegue la persona a hacer uso de este. «Lleguen o no lleguen le pasan a usted 500 pesitos, ¡ese es el negocio!» destaca el experto. Asimismo, sostiene que alrededor de un 35% de toda la masa de población asegurada que cuenta con salarios medios altos y altos prefieren acudir a clínicas particulares o médicos privados, y «los que van ahí son el resto de la población de salarios bajos que no pueden pagar una clínica privada y tienen que ir a esos hospitales a recibir una mala atención».

Y es que además del largo tiempo de espera que los asegurados deben sobrellevar para ser atendidos en sus centros correspondientes, también existen amplios cuestionamientos sobre la calidad de la atención y de los medicamentos mismos ofrecidos.

«Eso hace que uno deba tener mucho cuidado para no enfermarse con frecuencia y no estar requiriendo constantemente la atención médica con el seguro social… El INSS debería hacer una gran campaña de salud preventiva para enfermarse menos y no acudir a hospitales o clínicas» indica con sarcasmo el experto consultado.

El Instituto de Seguro Social. NI

Autoridades desoyen a cotizantes

La calidad de la atención a través del seguro social podría verse afectada debido a los problemas internos que enfrenta la institución, con un déficit de más de 400 millones de córdobas en apenas los primeros dos meses de este año, según lo muestran los datos del Banco Central.

Sin embargo, el experto no considera que esta sea la razón del problema. «En el 2012 había una reserva de 16 mil millones de córdobas, el seguro estaba en una bonanza tremenda, con mucha plata, y la calidad de los servicios estaban malos; parece que el seguro social antes de esta crisis tenía una bonanza a costilla de darle un mal servicio al trabajador».

Lo que debes saber de los alcances de la reforma a la Ley de Bancos

Para él, la raíz de esta problemática es que existe «una indiferencia con el asegurado», y por ello es que surgen las diversas quejas respecto al tiempo de atención, la calidad de la misma, y la disponibilidad de los medicamentos requeridos.

La población de Nicaragua alcanza casi los 7 millones de habtantes, y a la par de ese crecimiento no se han dado muestras de apertura de suficientes clínicas de atención. Pese a que el Gobierno ha llevado a cabo diversos proyectos en el campo de la salud, la mayoría de estos planes están enfocados en remodelaciones y no en asegurar la cobertura necesaria para brindar una adecuada y atención inmediata a los 758,729 asegurados activos del país.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.