Cómo la obesidad aumenta el riesgo de complicación por COVID-19

La Organización Mundial de la Salud ha considerado que la obesidad es una enfermedad crónica, por lo cual se incluye en la lista de padecimientos graves que desencadenan complicaciones por coronavirus. 

Desde la aparición de la pandemia, varios científicos han estudiado la posibilidad de complicación por la enfermedad en pacientes con sobrepeso y obesidad, incluso, el hecho de que puedan desarrollar enfermedades crónicas sin haber presentado precedente de las mismas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha catalogado la obesidad y el sobrepeso como una acumulación anormal o excesiva de grasa que es perjudicial para la salud, y es el principal factor de riesgo para numerosas enfermedades crónicas entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares, así como varios tipos de cáncer.

Para conocer cuándo una persona sufre sobrepeso u obesidad se deberá hacer un calculo matemático, pues se mide de acuerdo al peso y la altura, es decir, se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por el cuadrado de la talla en metros (Kg/m²). No siempre un peso en libras te indica que estás sufriendo obesidad.

¿Cuáles son los «días críticos» por contagio de COVID-19?

Por ello, se ha determinado que una persona con un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 30 Kg/m² es considerado con obesidad, y cuando el IMC es igual o superior a 25 Kg/m² es considerada con sobrepeso. Un paciente con un IMC – también estado nutricional de la persona – a 35 Kg/m² puede tener mayores complicaciones al ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por COVID-19.

Tabla sobre el Indice de Masa Corporal y las tres fases de la Obesidad. NI

Según el doctor colombiano de la Universidad de la Sabana, Fernando Lizcano, la obesidad es una enfermedad crónica con un leve grado de inflamación y que afecta el sistema inmune, y que presenta mayor riesgo de sufrir complicaciones por esta patología viral.

“Este mismo factor y la presencia de problemas antropomorfo-mecánicos que impiden la expansión pulmonar hacen que un paciente con obesidad tenga más riesgo de complicarse por infecciones pulmonares», dijo Lizcano.

Incluso, The British Medical Journal (BMJ) – una revista médica publicada semanalmente en el Reino Unido por la Asociación Médica Británica​ – ha explicado que la obesidad continúa siendo un factor de riesgo independiente para enfermedades graves y muerte por COVID-19.

Afectaciones emocionales ante muertes por COVID-19

Un estudio por este grupo de médicos determinó que, el riesgo de enfermar críticamente por COVID-19 aumentó en un 44% para las personas con sobrepeso y casi se duplicó para las personas con obesidad, ya que «la obesidad disminuye la función pulmonar a través de una mayor resistencia en las vías respiratorias y una mayor dificultad para expandir los pulmones».

«Cuando estamos obesos vienen muchas enfermedades cardiovasculares, porque recordá que el torrente sanguíneo se ve obstruido por la carga de grasa que nosotros estamos consumiendo, y obviamente eso puede conllevar a un sinnúmero de enfermedades», dijo Jennifer Chávez, nutrióloga nicaragüense.

Incidencia de muertes por obesidad

Aunque en Nicaragua la incidencia de muertes por obesidad no es alarmante, a nivel mundial un 33% del total de defunciones cada año se debe a enfermedades cardiovasculares provocadas por la obesidad.

Según la FAO – Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – en sus últimos datos Nicaragua reflejó un 30% de la población con problemas de sobrepeso, de los cuales, un 12% sufren obesidad.

Incluso, el mapa de enfermedades desactualizado hasta 2020, refleja que la mayoría de los padecimientos en nicaragüenses por obesidad representan un alto nivel de hospitalización y deceso. Pese a ello el Ministerio de Salud (Minsa) no reconoce la obesidad como una enfermedad crónica.

Malos hábitos alimenticios afectan longevidad de los nicaragüenses

Expertos han advertido que la mayoría de pacientes que terminar en UCI – a parte de su avanzada edad – son por padecimientos como «alta presión, enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes».

Recientemente el Minsa realizó un estudio sobre los niños y niñas con sobrepeso y obesidad. De un total de 609 mil 597 menores de 6 años, el 6.1% padece de sobrepeso, mientras el 2.6% sufre de obesidad.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.