¿Por qué los jóvenes que iniciaron las protestas contra el gobierno parecieran dividirse más?

Más de 60 movimientos juveniles surgieron desde abril de 2018.

Parte del sector juvenil surgido a raíz de las protestas de abril de 2018 se incorporó finalmente a la Coalición Nacional (CN) como un «bloque unificado de la oposición», sin embargo hay otros grupos que siguen esparcidos y sus diferencias perduran constantemente.

Dentro de los jóvenes presentes en la CN se encuentran miembros de los partidos políticos Restauración Democrática (PRD); Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB). Pero hay otro bloque como los miembros de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN) que se rehusan a formar parte de la CN.

Un estudio realizado por Alex Aguirre, del Movimiento Cívico de Matagalpa, reveló que existen más de 60 agrupaciones juveniles y estudiantiles que nacieron en el marco de las protestas de 2018. «De esos más de 60, actualmente accionan dentro de las articulaciones políticas 24. Una parte está organizado en la UNAB en el Sector Juvenil y Estudiantil y cuatro están dentro de la Alianza Cívica», afirma Aguirre.

Aguirre indica que los movimientos juveniles que nacieron en la insurrección de abril de 2018 no surgieron unificados, sino que se crearon esparcidos por localidades. A pesar de eso, siempre convergían juntos.

«Eso no implicaba que no fuéramos un solo movimiento porque siempre se trabaja con quien se tuviera más convergencia en ideas y se pudiera trabajar de la mano coordinadamente».

«Cuando dicen que los jóvenes están unidos a mí me genera ruido porque los jóvenes nunca han estado unidos, lo que han estado son varios movimientos que se han articulado en espacios políticos de otras organizaciones: no ha habido en Nicaragua una unión de los movimientos y las demandas de las juventudes», aclara Aguirre.

Al inicio de las protestas en Nicaragua los jóvenes parecían estar cohesionados.

Jóvenes de la UNAB finalmente se habrían reintegrado a la Coalición Nacional

Va a ser muy difícil que exista la unidad

Carlos Pérez Zeledón, integrante de la organización Propuesta Ciudadana, que también conforma la UNAB señala cada sector que converge en la CN es independiente, pese a que todo se discute en Asamblea General. «Cada quien está siendo su propio trabajo de territorio y eso es lo que no han entendido los demás grupos juveniles», afirma.

Destaca que una de las dificultades de los jóvenes para unificarse son las representaciones que llevan de forma concreta de cada organización o partido político. «La gente piensa que todos son estudiantes pero dentro de la UNAB hay jóvenes de barrios y de municipios: hay jóvenes que no son vinculados necesariamente por la cuestión universitaria», dice.

«Desgraciadamente eso es lo que sucede con el grupo de jóvenes de la Alianza Cívica, ellos se plegaron a unas posiciones que representa a la Alianza Cívica», afirma Pérez. Y destaca otro problema principal que enfrentan los jóvenes es la falta de cultura organizacional.  «AUN fue creada para el Diálogo Nacional y fue creada en las oficinas del Cosep (Consejo Superior de la Empresa Privada)».

Y agrega que los jóvenes que pertenecen a la Alianza Cívica están junto a Ciudadanos por la Libertad (CxL) porque, según Pérez, el Cosep tiene armonía con este partido político por su vínculo con los empresarios.

«Mientras no defiendan los intereses de su gremio, va a ser muy difícil que exista la unidad porque hay un montón de grupo juveniles que están plegados a posiciones políticas», insiste Carlos Pérez.

Los jóvenes iniciaron las protestas de 2018 que han puesto en jaque a Daniel Ortega. Archivo/NI

Sin embargo Dolly Mora, miembro de AUN dice que como parte de la Alianza Cívica han tenido participación con todos los sectores, incluido el sector privado, el sector civil y académico. «Con Ciudadanos por la Libertad hemos hablado públicamente porque no tenemos nada qué ocultar. Igual fuimos con el PLC, el FDN e igual nos reunimos con todo el mundo», sostiene la joven.

Añade que evidentemente no hay una unidad «hegemónica» entre los jóvenes que forman parte de la oposición nicaragüense. Ella alega que es «algo bueno» la diversidad de organizaciones y posiciones de agendas. Manifiesta que no estar de acuerdo en algunas temas no quiere decir que «estamos divididos como pareciera que quiere verse o se nombre en alguna gente de la oposición».

Además insiste en que AUN no formará parte del bloque juvenil de la CN de ninguna manera. «Creemos que la Coalición no ofrece a los jóvenes un espacio de incidencia real, tangible y objetiva a la ciudadanía», afirma, y agrega que ellos como parte de la Alianza Cívica abrieron el debate sobre la inclusión de la juventud en la CN, pero dice, según ella, que se encontraron un sinnúmero de muros y posiciones que las dejaron «asustada».

«No es tiempo de descalificaciones personales»

Aguirre sostiene que lo que debería de haber desde 2018 es un encuentro o diálogo generacional para posicionar demandas comunes; aunque afirma que no es necesario que todos se unan y formen un solo movimiento, sino una demanda conjunta y completa en los espacios políticos».

Jóvenes de la Alianza Cívica en campaña contra Coalición Nacional

Hay mecanismos para superar lo que quieran los jóvenes

George Henriquez, integrante del partido Yatama y delegado ante la Coalición Nacional, señala que en un espacio donde están tratando de construir la unidad siempre va a ver diferencias. «Si hay mecanismos de tomas de decisiones claros y participativos que puede superar esto», dice para solucionar las indiferencias que reinan entre los jóvenes «opositores».

«Lamentablemente vemos muchos chavalos y chavalas que se dedican más tiempo a criticar el proyecto de la Coalición Nacional, que al régimen de Daniel Ortega, y eso no debería ser así», dice Henriquez, quien asegura que el grupo de joven que quiera ser parte de la CN serán recibidos.

Con el paso del tiempo los jóvenes se han dividido en las organizaciones sociales y políticas
Jóvenes de la Alianza Cívica dicen que solo hacen «autocrítica» a Coalición Nacional

Para Henriquez los jóvenes que no quieren integrar en la CN están en su derecho de cuestionar el proyecto, pero alega que se deben traer una solución para mejorarlo cada vez que critiquen.

«No importa qué se les ceda dentro de la CN; jamás serán parte de la CN porque ahora los jóvenes tienen una tendencia para cargos públicos, y muchos se están peleando ese espacio público», afirma Henriquez.

Pero Mora asegura que no necesitan de la Coalición Nacional para tener la incidencia y la fuerza que han tenido por su propia cuenta en el pueblo.

La joven asegura que sobre el tema de las aspiraciones políticas las tome cualquier joven del bloque juvenil que sea. Aquí se ha satanizado eso (cargos públicos) a los chavalos, porque hay un bloque grande de la oposición histórica de este país que «son un montón de gente que han fracasado».

Sin embargo Aguirre dice que cuando «los movimientos juveniles toman bandos, heredan los viejos pleitos políticos de posiciones políticas tradicionales y criollas. Es ahí donde comienzan a darse las divisiones no entre los jóvenes, sino entre sus demandas y organizaciones: por eso hay un grupo de jóvenes organizados en la UNAB y los jóvenes en la Alianza Cívica».

Parte de los jóvenes que pertenecen a la Coalición Nacional. Algunos de ellos representan a partidos tradicionales.

Ataques entre jóvenes no son válidos

Aguirre manifiesta que no es válido entre los jóvenes los ataques y estar desacreditando la forma de organización política de otro. «Es el espejo de los viejos vicios y las prácticas de la política», afirma.  Y agrega que los jóvenes están adoptando estas posiciones despectivas por la polarización y la política tradicional criolla influenciada.

Menciona que los jóvenes de la Alianza Cívica y de la UNAB pueden juntar sus agendas sin salirse de sus movimientos para que se impulsen «la demanda como una agenda nacional de juventudes y no ser influenciado por pertenecer a una articulación».

«La vieja política encarnada en cuerpo mayor siempre va a estar queriendo desplazar a los jóvenes para se ataquen entre ellos: ha habido una falta de diálogo, entendimiento común y una desconfianza entre esos dos bloques», que son la Alianza Cívica y la UNAB.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.