Jóvenes opositores inician el 2021 en campañas políticas

Los grupos juveniles opositores a Daniel Ortega arrancaron con todo este 2021 y ya se ven algunas pizcas de los que pueden ser posibles campañas electorales de cara a los comicios presidenciales de noviembre próximo. Los que han dejado mucho de qué hablar han sido los integrantes de la Alianza Universitaria Nicaragüense, quienes desde sus redes sociales han sentenciado que este es «el año de la derrota electoral del sandinismo».

Max Jeréz, miembro de AUN, detalla que los jóvenes aglutinados en la Alianza Cívica iniciaron este 2021 con «una campaña enfocada en fortalecer la estrategia de cara a las elecciones y la derrota a la dictadura en unos comicios que hemos reafirmado deben ser la salida a la crisis política».

Los mensajes de la campaña de estos jóvenes están encaminados en que se debe creer en la fuerza de la oposición y no sentirse derrotados a pesar de los obstáculos que impone el gobierno de Daniel Ortega para que los opositores no compitan limpiamente en los comicios.

Sin embargo, estas acciones han despertado muchas críticas por quienes consideran que no se puede participar en elecciones sin garantías de que sea un proceso justo y transparente. Ante estos señalamientos, Jeréz responde que «estamos presionando en organización para ganar las elecciones y estamos también presionando para que haya condiciones».

Arnoldo Alemán: «Es un error llamar a Ortega bachiller. En política tiene un Cum laude»

Por su parte, Dolly Mora quien también integra las filas de AUN, considera que de igual manera deben presionar para que se den las reformas electorales y la liberación de los reos políticos, pero ni Mora ni Jeréz mencionan cuáles son esas acciones de presión que llevan o llevarán a cabo para que Ortega facilite tales reformas.

Para AUN, también es importante «contra restar» el discurso oficial que da por vencedor a Daniel Ortega en 2021 y por ello decidieron impulsar esta campaña. «Hemos visto que el Frente Sandinista, al menos el gobierno, está con mucha fuerza hablando de una victoria electoral y del lado de la oposición no había una contra campaña o una contra argumentación a esa narrativa» y ellos serían los pioneros en ese sentido, detalla Mora.

La última que protagonizó un joven de la Alianza Cívica fue una publicación hecha por esta organización en donde se rivaliza a Daniel Ortega con Lesther Alemán, quien encaró al mandatario sandinista el pasado 16 de mayo de 2018 en la primera sesión del fallido Diálogo Nacional y le pidió que se rindiera ante las demandas de la población que en aquel momento solicitaba su renuncia a la presidencia.

Daniel Ortega intenta liquidar a posibles candidatos presidenciales a través de una nueva Ley

La publicación de la Alianza Cívica desató una ola de críticas y burlas en redes sociales y aún no se descifra cuál es el mensaje que quiere dar a entender esa agrupación política con dicha imagen.

Jóvenes de la UNAB promueven posibles candidatos

En la otra acera de la oposición se encuentran los jóvenes aglutinados en la Unidad Nacional Azul y Blanco que han publicado en sus redes sociales una especie de Hoja de Vida de al menos dos dirigentes de esa agrupación política. La primera publicación fue hecha por el joven activista Alex Aguirre, quien hizo una reseña del perfil de Félix Maradiaga para exponer que «nuestro país necesita hombres preparados».

Nicaragua Investiga consultó a Aguirre sobre si esto se trataba de una campaña electoral de Félix Maradiaga y el joven respondió que «se está compartiendo el perfil de Félix pero no se está diciendo que es candidato a nada» y alega que el fin de la publicación es resaltar su trayectoria académica y profesional.

«Siempre hemos dicho que es bueno resaltar el liderazgo de algunas personas» agrega el joven de la UNAB y menciona que el liderazgo de Maradiaga no necesariamente se debe ocupar para que llegue a la presidencia o algún otro cargo de elección popular, si no para «algún cargo en un Consejo de Naciones Unidas o de Relator sobre Libertades y Derechos Políticos en la CIDH».

Félix Maradiaga: No es «pecado» aspirar a un cargo público

Además de Aguirre, la activista Samantha Jirón también compartió el perfil de Maradiaga pero alega que no se trata de una campaña electoral a favor del político. «Nosotros no estamos promoviendo ninguna campaña electoral. Nosotros como personas que simpatizamos con Félix y como Unidad Nacional que es la organización que representa y respalda Félix Maradiaga, creemos en la unión y se ha hablado con distintas organizaciones para que estas puedan unirse, pero esta unión es necesario que tenga un candidato y un líder que se pueda legitimar en una consulta popular», y ese eventual líder podría ser Maradiaga.

De igual manera, otros activistas como Alexander Franklin publicó un perfil de Alexa Zamora, otra dirigente de la UNAB, la cual algunos de sus seguidores o simpatizantes la postulan en los comentarios para posible diputada por el departamento de León.

Samantha Jirón señala que hay diferencias en la manera en que los jóvenes de la UNAB y la Alianza Cívica hacen política. «Los aunes (Miembros de AUN) andan promoviendo una campaña electoral porque lo que está escrito no se puede negar (…) andan diciendo que van a elecciones y al mismo tiempo ni siquiera tienen como un candidato».

Para Jirón, es un «secreto a voces» el hecho de que la Alianza Cívica podría ocupar la casilla de Ciudadanos por la Libertad para participar en los comicios y alega que desde la UNAB, los jóvenes buscan llegar a elecciones con condiciones, mientras que la Alianza Cívica iría a elecciones «a cuesta de todo con el partido menos peor».

Jóvenes de la Alianza Cívica con la presidenta del partido CxL, Kitty Monterrey – Prensa CxL

Jóvenes «se equivocan»

Aunque los jóvenes nieguen estar en campaña, al analista político y ex embajador de Nicaragua en España, Bosco Matamoros no lo engañan, pues considera que efectivamente los grupos juveniles de ambas agrupaciones opositoras están en campaña para los comicios del 2021.

«Una vez más se equivocan quienes andan en este momento en esas actividades (campañas). Lo que deben hacer esos jóvenes tanto de la Alianza como quien sea, independientemente de los méritos de esos candidatos es hacer una campaña para que se den las condiciones de un proceso electoral que sea aceptable para los nicaragüenses y la comunidad internacional» comenta el veterano político.

Matamoros cree que no está mal hacer campañas, que es parte de todo proceso democrático pero que este no es el momento porque más bien «van a quemar» a los posibles candidatos. «Es un narcicismo, un protagonismo. Típicamente latino, que aprendan de los anglosajones. Que moderen su entusiasmo, que busquen la lógica y no las componentes hepáticas» detalla el analista.

Jóvenes de la Alianza Cívica irían a elecciones con el partido «menos peor»

Sin embargo, con un discurso casi triunfalista, Max Jerez dice que «tenemos unas elecciones que ganar y poco tiempo que perder (…) no podemos esperar a mayo para estar listos para unas elecciones, no podemos estar esperando que en mayo nosotros nos demos cuenta de cuáles son las posibles reglas que Ortega ponga sobre la mesa».

Jerez se refiere al plazo que tiene Ortega para implementar reformas electorales tal y como le demandó la Asamblea General de la OEA. Este mismo plazo fue confirmado recientemente por el asesor presidencial Bayardo Arce, en una entrevista con el periodista Jimmy Romero de VOS TV, quién detalló que supuestamente las reformas estarán hechas para mayo del 2021 no porque lo diga la OEA si no porque es el plazo de todo proceso electoral.

Por ahora, ni la Alianza Cívica ni sus miembros han hablado de manera pública sobre un eventual candidato, aunque sí lo han hecho sobre su posible vehículo electoral que sería Ciudadanos por la Libertad, al cual han han catalogado como el partido «menos peor», mientras que los jóvenes de la UNAB promueven a Félix Maradiaga de quien Matamoros critica el uso de la religión como parte de su campaña política.

¿Por qué los jóvenes que iniciaron las protestas contra el gobierno parecieran dividirse más?

De hecho, Maradiaga lleva ya cinco días ayunando y orando por la liberación de los presos políticos y usualmente en sus discursos llama a doblar rodillas y orar al «Altísimo». Matamoros indica que los nicaragüenses se encuentran «asfixiados de esas invocaciones cada hora hacia una entidad trascendente. Es una hipocresía generalizada. No creo que hayan tanto virtuosos en este país y tampoco creo que Dios les esté prestando atención cada hora».

«El fanatismo religioso del Frente Sandinista, ahora estamos reproduciendo eso mismo dentro de la oposición» critica Matamoros y detalla que existen diferencias entre una lucha política y el uso de la religión para fines políticos. «Las huelgas de hambre, eso es una lucha política, pero no hay que mezclar lo religioso con lo laico. Eso es un abuso a la ignorancia del país».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.