¿Quién es Michael Healy, el primer norteamericano detenido en esta nueva ola de arrestos?

El directivo del Cosep tiene 30 años dedicado a la producción de caña de azúcar y plátano. Pero gran parte de sus tierras están tomadas por presuntos simpatizantes sandinistas. Su mamá murió sin ver justicia.

Michael Healy, alto empresario y presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), es uno de los empresarios que se convirtió en el primer ciudadano estadounidense en ser detenido en la nueva ola de arrestos iniciada en mayo pasado por el gobierno de Daniel Ortega.

El agroempresario, de 59 años, está casado y es padre de tres hijos. Tiene 30 años dedicado a la producción de caña de azúcar y plátano. Es uno de los productores nicaragüenses que le usurparon tres propiedades familiares luego de los acontecimientos de abril de 2018, como represalia política contra los que apoyaron las protestas de ese entonces.

Las propiedades conocidas como Chatillas, Santa Lucía y Zopilote, ubicada en el municipio de Buenos Aires en Rivas, suman al menos 200 manzanas que son propiedad de la mamá del empresario Esperanza Lacayo de Healy, de nacionalidad estadounidense.

¿Quién es Luis Rivas Anduray, el banquero rehén de Daniel Ortega?

Saquearon la vivienda de su mamá

En la residencia Chatillas vivía Esperanza Lacayo, lugar donde hay un cementerio y están enterrado su padre y varios familiares. Tiene una capilla donde se oficiaban misas, pero todo esto fue saqueado por presuntos toma tierras.

Para finales de octubre de 2018, una hermana mayor de Michael Healy llegó a una de las haciendas, pero fue encañonada por tres sujetos encapuchados y la amenazaron que no diera ni un paso adelante o se metía a problemas, relató su madre en una entrevista con Carlos Fernando Chamorro.

La mamá del empresario falleció en diciembre del 2020, a los 86 años sin haber podido recuperar sus valiosas propiedades.

Trayectoria empresarial

Healy fue presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic). Desde esa cámara empresarial indicó que el polémico modelo de «diálogo y consenso» que los grandes empresarios sostuvieron con el gobierno de Ortega a lo largo de 13 años, advirtió que este no funcionaría.

El agro empresario había dicho que durante el dialogo y conceso nunca se tocó el tema de las instituciones, lo que creó el problema más grave y por eso hubo una explosión social, donde creía todo el mundo que la gente estaba acomodada, y al final no surgió eso.

Los testaferros de los hijos de Ortega, una red que ayuda a absorber el presupuesto

“Se olvidó lo institucional y por esto estamos donde estamos”, manifestó luego de los acontecimientos de 2018 y en referencia al “diálogo y consenso”.

Pidió la salida de Ortega

En su participación en el primer fallido diálogo nacional, fue beligerante en reiteradas ocasiones demandando la salida del líder sandinista.

“Aquí solamente hay un tranque y ese tranque está en El Carmen. Una vez que quitemos el tranque de El Carmen creo que Nicaragua va a caminar hacia adelante”, sentenció.

“Aquí es el gobierno el que tiene que aclarar las muertes, aquí es el gobierno el que nos tiene que dar seguridad”, continuó diciendo y agregó que la situación se solucionaría “si Daniel Ortega y Rosario Murillo se van mañana, al final de cuenta eso es lo que queremos todos los nicaragüenses”.

Michael Healy es el primer norteamericano arrestado por el gobierno de Daniel Ortega. Foto | VOA

Su llegada al Cosep y su silencio rotundo

Fue elegido presidente del Cosep en septiembre del 2020, en sustitución de José Adán Aguerri, quien fue promotor del “dialogo y consenso” entre el oficialismo y la empresa privada, pero que hoy está preso supuestamente por “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos” del país.

Healy, quien tiene nacionalidad tanto nicaragüense como norteamericano, fue electo como presidente del Cosep con 14 de los 22 votos de las cámaras que las conforman, ganándole al empresario Mario Hanón.

En el tiempo que lleva en este cargo ha sido muy criticado por guardar silencio ante las denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno, y de no tener una postura sólida del proceso electoral.

Fidel Moreno, el frío ejecutor de funestas órdenes

Su comparecencia: “No creo que me lleven detenido”

El empresario fue citado el 21 de octubre a las 9:00 a.m ante Ministerio Público. El hombre acudió ante este órgano del Estado y se mostró esquivo con los medios de comunicación. El silencio lo invadió rotundamente.

A pesar un equipo de Nicaragua Investiga comprobó la presencia de agentes policiales en su casa, aseguró que no era cierto. Pero llegó a la Fiscalía custodiado por agentes.

Los comunicadores le preguntaron si tenía temor de ser arrestado y desestimó esta pregunta. “No creo que me lleven detenido”, dijo escuetamente, pero minutos después de salir del Ministerio Público fue interceptado por agentes policiales y ahora está preso junto al vicepresidente del Cosep, Álvaro Vargas.

Ambos empresarios fueron remitidos a una «audiencia especial» en donde se le dictó 90 días de cárcel. Ahora están supuestamente “investigados” por la Policía Nacional por el “delito de lavado de dinero, bienes y activos y otros actos ilícitos, así como por haber atentado contra los derechos del pueblo y de la sociedad nicaragüense”.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.