Estados Unidos sanciona al Jefe del Ejército Julio César Avilés y al Ministro de Hacienda Iván Acosta


El departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó este 22 de Mayo al Jefe del Ejército de Nicaragua Julio César Avilés Castillo y al Ministro de Hacienda y Crédito Público Iván Acosta, “por apoyar al régimen corrupto de Ortega”.

«Julio César Avilés Castillo (Avilés) fue designado por ser un actual funcionario del Gobierno de Nicaragua como el Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua. Avilés, que está alineado políticamente con el presidente Ortega, se negó a ordenar el desmantelamiento y desmantelamiento de las fuerzas paramilitares o «parapolíticas» durante y después de los levantamientos políticos que comenzaron el 18 de abril de 2018. Los militares proporcionaron armas a la parapolicia que llevó a cabo actos de violencia contra el pueblo nicaragüense, que resultó en más de 300 muertes, actos de violencia significativos y abuso de los derechos humanos contra personas asociadas con las protestas», dice el documento oficial.

Gobierno de Ortega continúa pidiendo que se detengan las sanciones 

Sobre Acosta, los Estados Unidos argumenta que “amenazó personalmente a los bancos para que no participaran en una huelga organizada por los líderes de la oposición en marzo de 2019, cuyo objetivo era impulsar la liberación de los presos políticos”

Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público durante una presentación en la Asamblea Nacional -Foto: Agencia EFE

“Todos los bienes e intereses en la propiedad de estas personas que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueados y deben ser reportados” detalla el documento del Departamento del Tesoro.

Por su parte, el secretario de Estado, Mike Pompeo dijo en su cuenta de twitter que “Estados Unidos continuará responsabilizando a quienes violentan los derechos humanos y buscan silenciar las voces prodemocráticas en Nicaragua. La represión del régimen de Ortega no se mantendrá”.

Con esta sanción ahora serían 20 los funcionarios nicaragüenses sancionados por los Estados Unidos por verse implicados en violaciones a los derechos humanos, actos de corrupción y lavado de dinero.

El Departamento del Tesoro también ha sancionado a la Policía Nacional como la principal institución señalada de ejecutar la represión contra manifestantes que exigían la renuncia de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Ortega protege de las sanciones el millonario capital de retiros de la policía

Además, al menos cuatro empresas allegadas a la pareja presidencial también han sido sancionadas por ser “ocupadas para lavado de dinero” según los Estados Unidos.

Fondos millonarios del ejército aun protegidos

De acuerdo a la experta en temas de seguridad, Elvira Cuadra, la sanción contra Avilés aún no salpicaría a toda la institución castrense debido a que los millonarios fondos son manejados por el Instituto de Previsión Social Militar, al mando de otros oficiales del Ejército, pero eventualmente podría suceder que se sancione a toda la institución a como sucedió con la Policía meses atrás.

Cuadra considera que las sanciones tocan a dos instituciones claves para el gobierno de Ortega porque están relacionadas con la fuerza coercitiva del Estado, como lo es el Ejército y con el manejo de las finanzas públicas, en el caso del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La experta también considera que Avilés podría ser removido de su cargo como General del Ejército después de esta sanción a pesar de haber sido renovado por cinco años más en el cargo recientemente. Este movimiento se daría porque la sanción podría afectar la operatividad, sobre todo financiera, de los militares.

En el caso de Iván Acosta, “el ministro queda prácticamente inhabilitado y eso significa bloquear una seria de operaciones y acciones que el ministerio tiene que desarrollar”, comenta Cuadra.

Diversos actores políticos como la Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco han cabildeado por sanciones para el Ejército de Nicaragua y principalmente para su General Julio César Avilés. Incluso, el director para las Américas de Human Rights Watch José Miguel Vivanco solicitó en su momento sanciones para el Ejército.

Estados Unidos ha sancionado a 20 funcionarios nicaragüenses, una institución y cuatro empresas allegadas a la pareja presidencial – Foto: Nicaragua Investiga

Por su parte, en un discurso público el general Avilés dijo que los militares jamás iban a traicionar la fidelidad hacia Daniel Ortega y el gobierno Sandinista, y también dijo que habría rechazado una supuesta propuesta por parte de grupos de la oposición para dar un Golpe de Estado.

El Ejército de Nicaragua también ha sido señalado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos y demás organismos como responsable de ejecuciones extrajudiciales de campesinos en el interior del país, sobre todo de campesinos supuestamente rearmados y opositores al gobierno de Daniel Ortega.

Le invitamos a conocer un análisis completo de estas sanciones en nuestro canal de Youtube aquí ?

Foto principal: Prensa oficialista 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.