Ortega y Murillo celebran «triunfo» acompañados de turistas electorales

El CSE  brindó esta tarde el segundo informe de resultados preliminares de las votaciones presidenciales en las que participaron el FSLN y partidos señalados de "zancudos"

Daniel Ortega y Rosario Murillo celebraron la noche de este lunes el «triunfo» asignado por el Consejo Supremo Electoral (CSE) junto a los llamados «acompañantes» electorales invitados por el mismo gobierno sandinista.

La celebración de Ortega se llevó a cabo en la Plaza de la Revolución, un espacio donde solo tuvieron acceso un puñado de miembros de la Juventud Sandinista y los mencionados turistas electorales. El caudillo visitó antes las tumbas de Carlos Fonseca, Tomás Borges y Santos López, tres de los fundadores del Frente Sandinista.

FSLN se asegura mayoría de escaños parlamentarios

El CSE  brindó la tarde de este lunes el segundo informe con resultados preliminares (97.74% de mesas escrutadas), de las votaciones presidenciales en las que participaron el FSLN y partidos señalados de «zancudos».

El CSE le asignó al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) el 75.92% de los votos válidos. De acuerdo a estos números oficiales, el mandatario sandinista se asegura un cuarto mandato consecutivo en la presidencia de Nicaragua y gobernaría hasta enero de 2027.

Sandinistas celebraron el domingo antes que el CSE brindara el primer informe preliminar. Nicaragua Investiga/NI

Ortega inició el discurso hablando de Carlos Fonseca Amador, fundador del FSLN y que cayó en combate en una región rural de Matagalpa un 8 de noviembre de 1976, es decir hace 45 años.

El mandatario, señalado de «dictador» por la oposición nicaragüense, se lanzó contra el gobierno de España una administración que no reconoce los resultados de la elección del domingo.

«Es bueno que recapaciten, reflexionen un poco los gobernantes españoles, porque el pueblo español sabe como la conquista no significó educación, no significó bienestar, no significó tierras para los que eran dueños de estas tierras» criticó Ortega quien al final de este nuevo período cumpliría 20 años seguidos en el poder.


Ortega continúo su arremetida contra países europeos y acusó a sus gobiernos de ser «fascistas», «franquistas» y «hermanos de Hitler».

«Estos pueblos dejaron de ser colonia de Europa hace mucho tiempo. Entendemos perfectamente el comportamiento de los gobiernos europeos, no de los pueblos. Incluso ahí gobiernan partidos fascistas, los descendientes del franquismo que masacró y asesinó al pueblo español. Esos son hijos de Franco que han quedado ahí ocupando espacios de poder, están hermanados con Hitler. Que Europa entienda de una vez por todas que en Nicaragua gobierna el pueblo nicaragüense y no los gobiernos europeos» declaró.


Ortega también tuvo palabras para Estados Unidos y aseguró que la democracia en ese país comenzó con un «sistema de esclavitud».

“La democracia norteamericana nació con la esclavitud, por eso cuando el yanqui invadió Nicaragua en 1856 y se nombró presidente de Nicaragua (en referencia a William Walker), lo primero que hizo fue establecer la esclavitud en el país” criticó Ortega y agregó que el país se encuentra bajo la «amenaza europea» y del «imperio yanqui».

«Estamos bajo la amenaza del imperio yanqui y bajos las amenazas de los colonialistas europeos, no lo digo yo, lo dicen ellos, creen que somos una colonia, quiere dictar cómo debemos comportarnos y qué tipo de democracia debemos practicar, todo para dominar estos territorios para explotarlos y comprometerlos en sus políticas expansionistas y guerreristas» afirmó.

«No habían filas en centros de votos», dice acompañante electoral estadounidense

Finalmente Ortega se refirió a los presos políticos como unos «hijos de perra de los yanquis» y pidió que Estados Unidos se los lleve porque «dejaron de ser nicaragüenses». La lista de presos políticos en Nicaragua incluye a siete precandidatos presidenciales a los que no se les permitió participar en unas elecciones presidenciales competitivas.

«En la época de Sandino habían traidores vende patria como esos que están detenidos, ellos quisieran que los yanquis invadieran ya Nicaragua, pero Sandino les dijo “yo no me vendo ni me rindo” y comenzó a batallar en las montañas junto a campesinos y obreros» dijo.

“Los que están presos son los hijos de perra de los yanquis, se los deberían llevar para allá porque esos no son nicaragüenses, dejaron de ser nicaragüenses hace mucho tiempo, no tienen patria” arremetió Ortega quien se mostró envalentonado tras los resultados de las turbias elecciones del domingo.


Nicaragua llevó a cabo el domingo 7 de noviembre unas cuestionadas elecciones presidenciales señaladas como una «farsa» por la comunidad europea y no reconocidas por Estados Unidos ni la mayoría de países de América Latina.

“Pedimos a Daniel Ortega que devuelva la soberanía de Nicaragua al pueblo nicaragüense, que es su titular legítimo” indicó el lunes Josep Borrell, Alto Representante de Asuntos Exteriores de la Unió Europa (UE).

“Las elecciones que han tenido lugar en Nicaragua el 7 de noviembre se han celebrado sin garantías democráticas y sus resultados carecen de legitimidad”, manifestó la UE y agregó que Ortega se dedicó a eliminar toda competencia electoral creíble, privando al pueblo nicaragüense de su derecho a elegir libremente a sus representantes.

Por su parte el presidente de Estados Unidos aseguró el mismo domingo por la noche que las votaciones organizadas por Ortega son una «pantomima» porque la elección «no fue ni libre ni justa, y ciertamente no democrática».

Partidos guardan silencio tras resultados de votaciones

«La familia Ortega y Murillo gobiernan Nicaragua como autócratas, no diferente de la familia Somoza contra la que Ortega y los sandinistas lucharon hace cuatro décadas» dijo el mandatario demócrata en un comunicado oficial difundido por la Casa Blanca.

Las votaciones estuvieron marcadas por un alto abstencionismo que superó el 80% de acuerdo al informe evaluativo del observatorio ciudadano electoral Urnas Abiertas. «Con mucha confianza se puede asegurar que este porcentaje cumple con los parámetros y niveles de confianza estadísticos necesario para decir que la participación fue, en este caso de 18.5%, y el abstencionismo de 81.5%» reveló el organismo.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.