Síguenos

¿Qué estas buscando?

Política

Yatama, sus orígenes y su difícil recorrido en la política nacional

Sus líderes aseguran que Yatama más que un partido político, es una organización indígena que por décadas ha defendido los derechos de los pueblos de la Costa Caribe.

Yatama, una historia de lucha de los pueblos indígenas por hacer valer sus derechos
Comunidades indígenas. Foto referencial.

Según sus dirigentes, Yatama más que un partido político es una organización indígena que durante décadas ha defendido los derechos de los pueblos de la Costa Caribe de Nicaragua, y durante su historia ha sufrido la indiferencia y el atropello de los líderes de la política nicaragüense.

Desde antes del nacimiento de Yatama, los indígenas de la Costa Caribe ya habían creado varias agrupaciones para defender sus derechos, siendo uno de estas la Asociación de Comunidades de Agricultores del Río Coco (ACARIC), surgida en 1969, la cual promovía el mejoramiento de la vida socioeconómica de la población indígena del río Coco (wangky).

Más tarde, entre 1972 y 1979, tuvo vida la Asociación para el Progreso de los Pueblos Miskitos y Sumos (ALPROMISU) y en ese último año, tras el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el 11 de noviembre, surge MISURASATA (Miskitu, Sumu, Rama, Sandinista Asla Takanka), que traducido al español es la “Unidad de Misquitos, Sumos, Ramas y Sandinistas”, una especie de Yatama en formación.

De acuerdo al sitio web de Yatama, durante la asamblea general de los pueblos indígenas “nace con mayor beligerancia el liderazgo de los jóvenes; Broklyn Rivera, Steadman Fagoth y Hayzel Law”, el primero actualmente encarcelado por la dictadura de Daniel Ortega, pese a haber sido aliado y mostrado cercanía con dirigentes sandinistas, como el  comandante Lumberto Campbell.

2023, el «más funesto» contra la Iglesia en Nicaragua

Fundado en 1988

Paralelo a MISURASATA estaba MISURA/KISAN (Unidad Indígena de la Costa Nicaragüense) dirigida por Steadman Fagoth, ambas organizaciones tenían sus diferencias, pero tras establecer acuerdos, se fusionaron en 1988 para poder participar en la vida política de Nicaragua y continuar con la defensa de los derechos de sus pueblos, fue así que surgió Yatama como partido político.

“Había algún tipo de diferencias entre los líderes Steadman Fagoth y Broklyn Rivera y sus agrupaciones que dirigían, luego de esto se formó Yatama después de los acuerdos de paz cuando se iba a promulgar la Ley de Autonomía y para poder participar en la vida política del país y crear una sola organización, luego de la contrarrevolución”, explica el exaspirante presidencial y miembro de Yatama, George Henriquez.

Desde entonces, Yapti Tasba Masraka Nanih Aslatakanka (Yatama, que traducido del misquito significa “Hijos de la Madre Tierra”) existe como organización política y ha participado desde 1990 en elecciones generales y regionales. En ese año ganó 26 de 90 escaños en el Consejo Regional Autónomo del Caribe Norte.

La primera cancelación de su personería jurídica

Para George Henriquez, tanto Yatama como las demás organizaciones de la Costa Caribe “siempre han sido puntos de ataque desde el Estado de Nicaragua” y por quienes han ocupado el poder desde antes de 2018. Una de las fuertes agresiones surgió en el año 2000 cuando fue privado de su personería jurídica como partido político, aunque no sería la primera y única vez.

En ese año Nicaragua se encontraba bajo la administración del presidente Arnoldo Alemán y se preparaba para celebrar elecciones municipales, los candidatos de Yatama fueron excluidos por el Consejo Supremo Electoral (CSE) para participar en esos comicios, tras la cancelación de la personería jurídica como partido político.

“Arnoldo Alemán quería que Yatama participara pero bajo la bandera liberal en todas las elecciones y que se olvidara de la agrupación como tal porque quería las bases, no quería que fuera una organización propia, entonces lo cancelan y evita que participe en esas elecciones”, explica Henriquez.

En su lucha por la defensa de los derechos de los pueblos indígenas, Yatama elevó su queja ante las instancias judiciales internacionales entre los años 2000 y 2002, hasta lograr una sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 2005.

“En dicha sentencia emblemática, la Corte concluyó que el Estado debería garantizar la participación de los pueblos indígenas y afrodescendientes de la Costa Atlántica de Nicaragua ‘desde sus propias instituciones y de acuerdo a sus valores, usos, costumbres y formas de organización’, explica la defensora de derechos humanos de origen miskitu, Anexa Alfred Cunningham, quien se encuentra en el exilio luego que el régimen de Ortega no le permitiera regresar al país.

Sin embargo, pese a que esa sentencia sentó un precedente en el sistema interamericano y es un referente en materia de derechos políticos, permanece sin ser cumplida hasta la fecha. “Nicaragua no ha logrado apropiarse de esta sentencia porque lo ven como si fuera algo para los indígenas”, agrega la defensora de derechos humanos.

Sus infructuosos acuerdos con el Frente Sandinista

Yatama volvió a recuperar su personería jurídica y en 2007 estableció un acuerdo político con la Alianza Nicaragua Triunfa, la misma que llevó al poder a Daniel Ortega y en la que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) tenía mayor participación.

Denuncian que diputado Brooklyn Rivera está hospitalizado en Managua

“Se establecieron 13 puntos y todos tenían que ver con el fin de poder alcanzar los derechos colectivos establecidos en la Constitución Política, las leyes y el derecho internacional de los pueblos indígenas… En el segundo período del régimen se tuvieron indicios que no se iba a cumplir con esos acuerdos y es cuando Yatama rompe la alianza y exige el cumplimiento”, explica Alfred Cunningham.

Luego de exigir esas demandas el diputado de Yatama Brooklyn Rivera fue expulsado de la Asamblea Nacional en 2015, pero se mantuvo como diputado desde 2017 hasta su reciente detención. Posteriormente surgieron varios actos violentos contra la organización indígena.

“En el 2016, luego que se rompe la alianza con el Frente (Sandinista) a Yatama le quemaron la radio, la casa verde y le votaron el indio en Bilwi”, relata George Heriquez.

Brooklyn Rivera, aliado de los sandinistas

Pese a ello, Brooklyn Rivera ha sido señalado de mantener un tipo de alianza con el Frente Sandinista y hasta votó a favor de la reelección de su “amigo” sandinista Lumberto Campbell, como magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE) en mayo de 2021, lo que despertó fuertes críticas de los mismos integrantes de Yatama.

“La sociedad dominante nicaragüense nunca nos valora a la comunidad indígena y afro, quieren que nosotros hagamos lo que ellos quieren. Yo estoy ahí representando a los pueblos indígenas y afros, yo tengo que defender y promover siempre los intereses de esa comunidad que me eligió, entonces yo en todo caso buscó como promover los intereses, los derechos de mi comunidad”, se defendió Rivera cuando La Prensa le cuestionó por votar a favor de la reelección de Lumberto Campbell, en mayo de 2021.

El voto a favor de la reelección de Campbell le valió la suspensión temporal a Yatama de la Coalición Nacional y hasta hubo críticas de sus partidarios, entre ellos George Heriquez, quien en ese momento se perfilaba como aspirante presidencial en la oposición.

“Al igual que toda la ciudadanía cuando nos dimos cuenta de la votación de Taupla no me pareció, no me gustó y me molesté mucho por haber tomado una decisión para votar a favor de Lumberto Campbell”, expresó Henriquez a Nicaragua Investiga en mayo de 2021.

George Henriquez. Foto: Nicaragua Investiga/archivo.

A Brooklyn Rivera no parecieron afectarle en ese momento estos señalamientos y tampoco el que en 2015 haya sido desaforado de la Asamblea Nacional por una acusación presentada por Edwin Castro, jefe de bancada de su entonces aliado el Frente Sandinista.

Castro acusaba a Rivera “como patrocinador y protegido” en 16 casos de ventas ilegales de propiedades comunales que sumaban más de un 1,500 kilómetros cuadrados de tierra que pertenecían a las comunidades Mayagna y Misquitos de la Costa Caribe de Nicaragua. Tiempo después el diputado de Yatama se defendió y argumentó que nunca hubo señalamientos directos, debido a que solo se menciona que los involucrados eran sus allegados.

Pese a todo esto, tras resultar electo como diputado por Yatama Brooklyn Rivera volvió a la Asamblea Nacional en 2017 y siguió manteniendo su alianza con el Frente Sandinista, pero con inconformidades.

Tensiones entre el régimen y Yatama

Las tensiones entre Rivera y la dictadura de Ortega llegaron a su punto más álgido en abril de este 2023, cuando al líder de Yatama el régimen le impidió la entrada a Nicaragua luego de participar en un foro sobre las comunidades indígenas en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, Estados Unidos. La orden fue desobedecida por el diputado quien logró ingresar a Nicaragua desde Honduras por la región de la Mosquitia.

El pasado 29 de septiembre, Brooklyn Rivera fue detenido en medio de un operativo a cargo de tropas especiales de la Policía Nacional vestidos de personal del Ministerio de Salud, en su casa de habitación ubicada en Bilwi, Puerto Cabezas, Costa Caribe Norte de Nicaragua, según denunciaron familiares. Desde entonces se desconoce su paradero y el de su diputada suplente Nancy Elízabeth Henríquez, quien también fue aprehendida por efectivos policiales.

Ministro de fomento reconoce que Nicaragua depende de Estados Unidos

La oleada represiva contra Yatama no terminó ahí, este miércoles 4 de octubre, le volvieron a cancelar la personería jurídica por segunda ocasión, pero esta vez de manos del régimen dirigido por Daniel Ortega y Rosario Murillo.

El Consejo Supremo Electoral (CSE), controlado por el oficialismo, emitió una resolución, donde acusan a Yatama de “menoscabar la independencia, la soberanía, y la autodeterminación” de Nicaragua y de ejecutar acciones que incitan a la “injerencia extranjera”.

Distintos sectores rechazaron la cancelación de la personería jurídica del partido indígena, entre ellos George Henriquez, quien expresa que eso solo es un documento y no la totalidad de la organización, pues “Yatama es más allá de una personería jurídica”.

Para Anexa Alfred, Yatama “no es un simple partido político” y alega que la cancelación de la personería jurídica por parte del régimen de Daniel Ortega “trastoca la identidad del pueblo miskitu”. Añade que su resistencia no es por ideología política ni el poder político, pues su aspiración es la consecución de los derechos colectivos de los pueblos indígenas y afrodescendientes en Nicaragua.

Ambos defensores de los derechos de los pueblos de la Costa Caribe exigen una prueba de vida de Brooklyn Rivera y de Nancy Enriquez.

Lo último que se supo de Rivera es que se encuentra en estado delicado de salud en el Hospital de la Policía Nacional en Managua.

Autor
Nicaragua Investiga
Comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Te podría interesar

Política

La desaparición forzada por ocultamiento de paradero se ha convertido en una práctica recurrente de la dictadura Ortega Murillo, afirma la Unidad de Defensa...

Política

La familia del líder indígena ha ido a varios hospitales y estaciones policiales para tener información sobre su estado de salud. “Lo único que...

Política

El régimen de Nicaragua mantiene presas a 121 personas por motivos políticos, entre ellas 19 mujeres, 102 hombres y 22 personas adultas mayores. De...

Política

El régimen de Daniel Ortega está usando la sede del partido indígena Yatama en Bilwi, Caribe Norte de Nicaragua, como un centro de operaciones...

Copyright © Nicaragua Investiga 2024