Las polémicas tras la selección de Berenice Quezada para la vicepresidencia

Entre los comentarios se cuestionaba su falta de experiencia, la falta de transparencia en la selección de su candidatura por parte del directivo del partido, así como una estrategia política basada en el aprovechamiento de la imagen de quien fue Miss Nicaragua hace unos años.

Luego que se dio a conocer que Berenice Quezada sería la candidata a la vicepresidencia de la República por parte del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), las redes sociales se llenaron de diversas polémicas en donde se cuestionaba el papel que jugaría la ex reina de belleza dentro del proceso electoral a efectuarse el próximo 7 de noviembre.

Asamblea Nacional cancela la personería jurídica de 24 asociaciones

Entre los comentarios se cuestionaba su falta de experiencia, la falta de transparencia en la selección de su candidatura por parte del directivo del partido, así como una estrategia política basada en el aprovechamiento de la imagen de quien fue Miss Nicaragua hace unos años.

En este artículo se consultan a diversas fuentes respecto a la ola de críticas que han surgido tras conocerse la polémica fórmula del partido CxL para los comicios de este 2021; todos coinciden en que más allá de cuestionar a Quezada, es directamente el partido quien ha tomado decisiones cuestionables en pleno periodo de inscripción de candidaturas ante el Consejo Supremo Electoral.

Sin experiencia política

Una de las principales críticas extendidas fue la falta de experiencia de Quezada en la política. Sin embargo, la Constitución Política de Nicaragua no determina ningún estudio en específico como requisito para optar a dicho cargo.

«Es un cargo que desgraciadamente no tiene atribuciones específicas, normalmente es un cargo casi decorativo en nuestra realidad, desde la época de doña Violeta misma, podemos recordar el caso de su vicepresidente don Virgilio Reyes que no fungió para nada» señaló Carlos Pérez, coordinador de comunicación del grupo Propuesta Ciudadana.

Berenice Quezada y Oscar Sobalvarro, fórmula presidencial de ACxL. Foto / NI

«Si somos totalmente honestos con nosotros pues realmente no es un cargo de mucha importancia o trascendencia, que ahora con el caso de Rosario Murillo ha adquirido beligerancia pues es otra cosa, pero es un poco injusto porque normalmente casi para eso se usa, para tener un atractor de votos» agregó.

Para Pérez no es justo que se intente «cercenar» el derecho a la participación de Quezada y lamenta la ola de comentarios cuestionando su falta de experiencia en política como un factor para no optar a un cargo público.

El activista político, Juan Diego Barberena, coincide en que debido al contexto actual «el estudio no es relevante» pues «para encaminar a Nicaragua de la dictadura a la democracia, y tal y como está ahora mismo la situación, no necesitamos una persona con estudios en política, necesitamos una persona con las calidades y las cualidades humanas éticas suficientes, necesarias como para asumir el reto que en este momento el país requiere».

Sin embargo, cuestiona que lo que sí es relevante «es que entre a un juego en donde no hay ningún tipo de condiciones para ganarlo, porque las reglas las está imponiendo el que quiere ganar el partido, o sea es juez y parte; yo creo que ese es el grave problema que ha entrado a un juego en el que no hay posibilidades de ganar».

«Yo no coloco la mirada en Berenice que, por lo demás, es una nicaragüense que tiene todo el derecho del mundo a optar por esa postura; yo fijo la mirada en qué hay detrás de esa designación que hizo el directorio de CxL, ellos son los que tienen que ser emplazados en torno a la selección que hicieron de su fórmula presidencial» señala la socióloga María Teresa Blandón.

Asimismo, recordó que en el pasado el partido insistió en la preparación de sus precandidatos, «hablaron ellos de competencia y realmente ninguno de los dos (Sobalvarro y Quezada) tienen experiencias en el Estado, ni tienen una trayectoria que pueda decirle a la ciudadanía ‘pues vale la pena arriesgarse por esta fórmula presidencial'».

Cuestionamientos hacia CxL

Ante la ola de represión intensificada recientemente por el gobierno de Daniel Ortega, que ha dejado decenas de opositores tras las rejas, entre ellos precandidatos de la oposición que estaban inscritos en la fórmula de CxL, para Blandón resulta «escandaloso» que el partido haga «este acto de demostración de poca democracia, porque ahí no hubo consultas o un proceso participativo».

Comité de Asuntos Exteriores de EEUU aprueba Ley Renacer

«No solo es el tema de Berenice, sino también del propio Sobalvarro que no es un líder que tenga reconocimiento, todo lo contrario, que también ha sido muy cuestionado por su complicidad con anteriores fraudes electorales y por su cercanía con el régimen».

Y sostiene que, en ese marco, «ese acto resulta para muchísima gente muy ofensivo, que estén haciendo actos normales, como si realmente fuésemos a un proceso electoral libre y transparente»; sobre todo, «tomando en cuenta que CxL se ha presentado como la mejor opción para enfrentar a Daniel Ortega y la señora Murillo en las próximas elecciones».

Berenice Quezada y Oscar Sobalvarro, fórmula presidencial de ACxL. Foto / NI

El activista Carlos Berrios coincide en que «con el respeto que ella merece, por ser una ciudadana con derechos políticos, en lo que tiene todo el derecho de elegir y ser electa; hay que partir de ahí, que eso no se está cuestionando, el problema está en términos del proceso de selección ¿quién decidió que fueran ellos la formula? ¿porque no fueron consecuentes con lo estipulado al inicio?»

Cercanía con la familia Ortega

Otro de los puntos que resonaron tras conocerse la postulación de Quezada fue su cercanía a Camila Ortega, hija de la pareja presidencial. Tras finalizar el acto de presentación de la fórmula, la aspirante a la vicepresidencia aclaró a los medios que «en 2017 cuando fui Miss Nicaragua participé en Nicaragua Diseña y por obvias razones conozco la familia Ortega, nos relacionamos con la familia Ortega en el año de Miss Nicaragua y esas son las relaciones que tenemos hasta el momento… después de lo que pasó, desde el 2018 yo no participo en ninguna actividad del gobierno».

PLI anuncia «estar listo» con su fórmula presidencial

«En ese marco, que aparezcan seleccionando a una mujer que incluso como ella misma reconoce hasta el 2017 era parte de este circuito de una de las hijas de Daniel Ortega, hace que realmente la gente se sienta ofendida porque con eso se está demostrando que la dirigencia de CxL realmente no le importa tener una fórmula electoral de prestigio, que le permita a la gente tener un mínimo de esperanza, que motivara que la gente vaya a votar, la fórmula electoral dice todo lo contrario, pareciera que CxL está claro que esta es una mera formalidad» indica Blandón.

En cuanto a Barberena, enfatiza que «hablamos de una persona que no necesariamente ha estado involucrada en la lucha popular del pueblo nicaragüense durante estos tres años, sino que estamos hablando de una persona que se ha dedicado a los ríos propios de su profesión, pero no a esa lucha del pueblo nicaragüense por la justicia, por la libertad, por la democracia».

Para el activista político es importante tomar en cuenta el tema de la representatividad, «de si nos identificamos con ese candidato o candidata; y la identidad no surge porque si haya sido reina de un certamen de belleza o si es embajadora de marcas prestigiosas y demás, sino que la identidad surge a partir de los discursos políticos, de las convicciones y de los ideales, que eso es lo que realmente no conocemos».

Una estrategia política

Otro de los puntos que parte de la población ha cuestionado, es que se pretende usar la imagen de la ex Miss Nicaragua para atraer a los votantes. De hecho, Adán Bermúdez, tercer vicepresidente nacional de CxL, dijo a la prensa que Quezada «era una persona muy conocida», cuando se le consultó sobre su selección. El directivo del partido se limitó a señalar su popularidad, en lugar de destacar sus cualidades y aptitudes por las cuales fue seleccionada.

PLC presenta la fórmula presidencial de Milton Arcia

Barberena intuye que Quezada está siendo postulada «para darle un empuje a una candidatura sumamente antipática, que es el candidato a la presidencia de la república, el señor Óscar Sobalvarro, que además tiene un pasado sumamente oscuro, porque el tema de la contra es el principal discurso que puede tener a su favor y que es discutible, pero además ha sido empresario de tala de madera y además está Expica».

Para el activista, CxL «busca como atenuar lo antipático que resulta Óscar Sobalvarro como candidato a la presidencia». Esta percepción coincide con lo planteado por Pérez, quien insistió en que el puesto de vicepresidencia «siempre se ha usado como un complemento para fijar alguna intención con determinado grupo de la población» y considera que su selección «puede ser una estrategia electoral puramente».

Pero dicha posición, resulta totalmente opuesta a la supuesta equidad de género dentro de los espacios políticos que impulsa el gobierno actual. «Lo que hicieron fue utilizar la imagen de una muchacha inexperta totalmente, y luego a un tipo como Sobalvarro, que es un político de colmillo; y que, por supuesto, en el hipotético caso de que llegaran a la presidencia, lo que le va a pasar es lo que le ha pasado a la mayoría de mujeres que ocupan cargos de elección en el propio Frente Sandinista, que no las dejan hablar, que tienen cargos formales, que realmente no pueden ejercer un liderazgo consistente protagónico» alega Blandón.

Teresa Blandón, socióloga y feminista. Archivo.

La socióloga y feminista considera que la decisión es «bastante utilitaria», al igual que lo hace hasta ahora el partido oficialista, «de decir bueno si vamos a promover la participación de las mujeres, pero en la propia selección, pues queda más como un acto formal, como un compromiso con la equidad de género, porque si realmente pensaran en la equidad de género pues ahí tenían suficientes mujeres jóvenes con otras cualidades, con otras experiencias, con formación, que podrían haber hecho la diferencia».

Blandón destaca el hecho de que «teniendo mujeres jóvenes que tienen mayor tiempo de estar en política y que tienen una alianza con CxL (como las jóvenes de AUN y de la Juventud CxL), ni siquiera hayan pensado en elegir a una de estas muchachas que tienen historia política, que tienen experiencia, que tienen cierta formación, o sea ellos mismos han subestimado no solo a la sociedad nicaragüense como lo ha hecho frecuentemente el régimen Ortega Murillo sino que además han ninguneado a las jóvenes que les han estado acompañado y que han sido leales a CxL».

«Eso es una tendencia en la clase política de este país, por un lado, utilizar la imagen de las mujeres y en ese sentido cosificarlas, o ningunearlas completamente y sacarlas de la jugada, o bien utilizarlas como estadísticas pues para decir tenemos mujeres ahí, aunque sean mujeres sin poder» agrega.

El primer discurso oficial de la fórmula presidencial de ACxL

Para Berrios, haber escogido a una joven fuera de las que ya formaban parte de la alianza es un «desprecio», ya que como «ninguno me sirve en términos políticos y de redes sociales, porque lo que decía doña Kitty es que ni 6 mil seguidores tenia Américo Treminio y que no era conocido por nadie, parece que apostar por una ex Miss es apostar por este mundo de gente que está en redes sociales».

El activista considera que la estrategia de CxL ha sido «buscar a alguien famoso para que les limpie la cara y les de legitimidad», descartando al resto de jóvenes que en algún momento fueron sus principales voceros. Es la «nefastada de la clase política, el hecho de utilizar caras y cuerpos jóvenes para seguirse dando legitimidad, y cuando ya no le sos útil vulgarmente te desechan» agrega.

Durante los discursos oficiales, también prevaleció la narrativa de la «juventud», aplaudiéndose el hecho de que sea una mujer joven quien forma parte de la fórmula presidencial y que mantiene la presencia de las juventudes que fue clave para las protestas de 2018. Sin embargo, Berrios cuestiona que «no solo es poner a un joven que sea vocero del partido, o poner a una joven que sea candidata a vicepresidente, sino cómo se materializa y cómo se les da el respeto que comienza desde que los que están organizados en tu partido puedan participar activamente en este proceso electoral».

¿Críticas o misoginia?

La selección de Quezada como candidata desató diversos comentarios, incluso mayores a los de su compañero de fórmula, el vicepresidente nacional de CxL y candidato a la presidencia, Óscar Sobalvarro, quien también comparte muchos de los cuestionamientos que le fueron realizados a la aspirante a la vicepresidencia.

Quezada fue criticada por su falta de experiencia en política y su cercanía con la familia Ortega, dos argumentos que también son atribuibles a Sobalvarro, y que incluso alcanzan a algunos de los líderes de oposición que contaban con simpatía según las encuestas.

Daisy George anuncia su exilio por amenazas de arresto

«Hay que guardar un límite que nos libere de cualquier campaña misógina o sexista en contra de Berenice, el problema no es ella, ella aceptó, está claro que ella dijo en su discurso que asume los riesgos que eso supone y ella está en todo su derecho; en realidad la crítica hay que enfilarla hacia el directorio de CxL y hacia las intenciones que movieron a CxL a elegir a una joven que no solo no tiene nada que ver con la política, sino que ha estado muy cercana a miembros de la familia Ortega Murillo. Las dos cosas nos hacen sospechar de las malas intenciones o la falta de autenticidad de CxL en esa escogencia» finaliza Blandón.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.