Alcaldía de Managua licita compra de ataúdes y servicios funerarios en medio de la emergencia del Covid-19

  • La alcaldía solicita que el proveedor debe ofertar ataúdes grandes, medianos y para bebé.

 La Alcaldía de Managua ha solicitado la compra de ataúdes en medio de la emergencia del COVID19 en Nicaragua. Actualmente el Ministerio de Salud (Minsa) entrega los cuerpos de los fallecidos por el coronavirus en cajas mortuorias selladas a sus familiares.

La Alcaldía de Managua solicitó el pasado 29 de abril la compra de ataúdes y servicios funerarios “con el objetivo de adquirir un servicio suficiente y de calidad de cara a la población que lo requiera”.

El monto que la alcaldía tiene destinado a pagar es de C$550, 000,00, pero esta estimación puede variar y aumentar según la contratación oficial que podrían presentar las funerarias en calidad del servicio que ofrezcan.

La licitación no establece la cantidad de ataúdes a adquirir, pero sí solicitan los tipos de ataúdes, la descripción de los materiales utilizados y el tipo de servicio funerarios que van a ofrecer estas funerarias.

Además, la alcaldía solicita que el proveedor debe ofertar ataúdes grandes, medianos y para bebé. Este servicio debe incluir servicios de carro fúnebre y capilla y el respaldo con todos los implementos en calidad de cortesía.

Las funerarias deben tener la atención las 24 horas del día y los siete días de la semana. Asimismo, deben entregar catálogos y fotos de los ataúdes que ofrecerán.

“Se requiere contratar dos empresas con capacidad de suministrar ataúdes y servicios fúnebres para la atención a la población que lo requiera”, dice la licitación de la Alcaldía de Managua.

El documento de la licitación explica que la contratación será por un período de un año o hasta que se se agote el monto contratado, «el que por la naturaleza del servicio será conforme a requerimiento».

Minsa entrega cuerpos en ataúdes sellados sin dar explicaciones de esta acción

Días antes el Minsa había entregado un ataúd sellado a familiares en los que la casa oficial del fallecimiento fue por un “derrame cerebral” y no por Covid-19, pero expertos de la salud aseguran que si la muerte fue por esa causa no debían “sellar” la caja mortuoria.

Los familiares dejaron claro que nunca se supo si el difunto contrajo el coronavirus, a pesar que estuvo internado en el Hospital Alemán Nicaragüense, centro hospitalario habilitado para atender a pacientes por Covid-19, pues el Minsa nunca reveló los motivos del ataúd sellado y de la orden de entierro “inmediato”.

El epidemiólogo Leonel Argüello explicó a este medio de comunicación que la única manera de sellar un ataúd es por causa de una muerte infecciosa que padeció la persona.

“Únicamente las personas que fallecen de ébola, cólera y Covid-19: son las que hay que colocar en una bolsa plática (el cuerpo) y luego en un ataúd y sellarlo sí es posible”, dice el epidemiólogo.

El experto en epidemiología dice que el resto de los fallecimientos “no es necesario meterlos en ataúdes sellados, ni dentro de bolsas”. “Normalmente un cadáver a las 48 horas ya no es infectante o infeccioso, excepto en el caso del VIH que puede durar seis días después del fallecido donde todavía puede ser infeccioso”, agrega.

“En el caso del Cólera, ébola y Covid-19 se deben tomar las mismas medidas del control: al paciente se le llena de cloro, se mete en una bolsa que también se llena de cloro por fuera y luego se mete en un ataúd que también se llena de cloro por dentro y luego el ataúd se sella y se entierra lo más pronto posible”, explicó el epidemiólogo.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.