Presas políticas se sienten utilizadas por los negociadores de Alianza Cívica

Ocho presas políticas se encuentran en huelga de hambre desde el pasado 27 de febrero, fecha en que iniciaron las negociaciones entre la Alianza Cívica y el Gobierno de Ortega.  Ellas reclaman su liberación inmediata como requisito básico para cualquier tipo de conversaciones que vayan encaminadas a resolver la crisis sociopolítica que vive el país.

Familiares de las presas se dieron cita en la CPDH hoy para exponer lo que han vivido estos días, pues aseguran que las autoridades penitenciarias les negaban la información relacionada a esta huelga de hambre y fue solo luego de filtrarse una carta escrita por las presas que lograron comprobar la información, cuando ya la huelga se extendió por largo tiempo y ha empezado a afectar la salud de las mujeres.

Mariela Cerrato, mamá de Maria Adilia Peralta Cerrato, consideró que haber ocultado esta huelga es un grave violación a los derechos humanos, pues la familia tiene prioridad de información sobre la salud de sus presas.

«Le exijo al Gobierno que a lo inmediato envíe a una comisión médica a valorar a nuestras hijas, exijo al Gobierno que nos dejen entrar a ver las condiciones en que están nuestras hijas, responsabilizo al Gobierno de cualquier cosa que les pueda pasar a estas presas que están en huelga desde hace ocho días y hasta ayer nos dimos cuenta», expresó.

Por su parte Tamara Zamora, mamá de Amaya Coppens  manifestó que las condiciones insalubres y el maltrato psicológico son intolerables para la mayoría de presas. «La situación de salud de nuestras presas y de los presos en general, ha sido su manera de seguir torturando ahí dentro de las cárceles (…) hemos estado constatando que incluso los presos políticos que han salido a casa por cárcel las condiciones de salud en las que se encuentran son realmente deplorables», denunció.

El padre de Amaya Coppens, Federico Coppens también protestó por el maltrato en las cárceles y emplazó a la Alianza Cívica leyendo parte de la carta remitida por las presas en huelga «Empezaron el día 27, el mismo día que inició el día del diálogo, ellas iniciaron esa huelga de hambre en protesta por sentirse literalmente utilizadas como piezas en el tablero de las negociaciones, es un mensaje dirigido a los integrantes, que curiosamente todos son hombres en esa mesa de diálogo, es absolutamente inaceptable, que utilicen como moneda de cambio la libertad de los presos políticos para el diálogo», dijo.

Gloria Ordoñez, madre de Nelly Roque Ordoñez, expresó que las autoridades penitenciarias han negado la solicitud de los abogados de sus hijas y presas políticas para que sean chequeadas por un médico «Tamara desarrolló hipertensión debido al maltrato psicológico. Mi hija estuvo vomitando dos días con un problema de gastritis crónica que tiene y las autoridades fueron incapaces de llevarlas a un médico», manifestó la denunciante.

Los familiares hicieron un llamado contundente a la Alianza Cívica para que reconsideren su decisión de negociar con el Gobierno mientras no se libere a todos los presos y presas políticas definitivamente y se anulen los procesos judiciales en su contra.

Familiares de presas politicas se refieren a huelga de hambre que iniciaron las privadas de libertad.

Posted by Comisión Permanente de Derechos Humanos de Nicaragua -CPDH on Thursday, March 7, 2019

.

 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.