¿Repetirá Nicaragua el panorama de Venezuela y dejará la solución a la crisis interna del país en EEUU?

El ex diplomático Bosco Matamoros considera que la oposición nicaragüense depende de factores externos para la acción política en lugar de tomar el liderazgo.

En una reciente entrevista a la BBC, el opositor venezolano Henrique Capriles sostuvo que el error más grande que se pudo cometer fue dejar la solución a la crisis venezolana en manos del presidente estadounidense Donald Trump, ya que «fue más que obvio» que el tema de Venezuela solo fue «un juego interno» para ganar en Florida, y destacó que incluso muchos venezolanos llegaron a fanatizar al extremo al actual mandatario.

Las constantes comparaciones entre las crisis venezolana y nicaragüense abren la expectativa sobre si existen similares percepciones en el país respecto a la solución a la crisis sociopolítica de Nicaragua y el papel de Estados Unidos en la misma.

Expertos: Abstención en Venezuela puede ser un ejemplo para Nicaragua de no realizarse reformas electorales

El ex diplomático Bosco Matamoros destaca que en toda crisis política generalmente hay una influencia de los «factores externos», pues hoy en día «el concepto de soberanía es cada vez más pequeño y la interdependencia a las normas internacionales es cada vez mayor” y lo que único que varía en cada país es el grado influencia que tienen los factores externos sobre los internos.

Matamoros considera que el caso de Nicaragua es una situación atípica pues «más que una oposición, se observa una burocratización del ejercicio político» en el cual se ha dependido mayormente de los agentes externos. Para el ex diplomático más allá de que la oposición tome el liderazgo de la acción política nacional, solo se ha dependido de los factores externos.

Sin embargo, Mario Arana, miembro de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, sostiene que no esperan a que Estados Unidos resuelva los problemas internos del país, sino que lo consideran únicamente un aliado político frente a la actual crisis y reconoce que el trabajo fundamental «es de los nicaragüenses» y que están en ello desde las distintas organizaciones.

«Una carreta sin bueyes»

Para cambiar esta aparente dependencia, Nicaragua necesitaría de una oposición más fortalecida y el establecimiento de sus liderazgos. Sin embargo, Matamoros señala que existe una «excesiva ambición, falta de visión estratégica y una incapacidad organizativa» por parte de los actuales bloques opositores, que antes de la selección de un líder aún hace falta establecer primero una mejor organización, pues hasta ahora prevalece una «carreta sin bueyes».

Más de 17 millones pagan los nicaragüenses en pensiones vitalicias para ex presidentes

El experto reconoce que, en Venezuela sin necesidad de crearse una coalición, la oposición logró demostrar desde cada una de las organizaciones que el proceso es totalmente ilegítimo, pero «acá en Nicaragua no hay actores que tengan esa visión, ese peso, esa capacidad… acá ni individualmente ni en conjunto han demostrado esa capacidad».

Por su parte, Arana asegura que la situación de Venezuela y Nicaragua son distintas debido a sus particulares vulnerabilidades —pues el petróleo es una carta clave para el país sudamericano— y en Nicaragua aún «estamos a un nivel de organización que potencialmente está por probarse».

«En Venezuela la oposición no ha podido permanecer muy unida, y es lo que ha ocurrido en Nicaragua, pero en apariencia» asegura Arana, quien a su vez cree que el país podrá probar que «la unidad amplia es una posibilidad más cercana para nosotros que para otros».

Mario Arana, miembro de la Alianza Cívica | Foto: Archivo de Nicaragua Investiga

El opositor considera que es positivo que dentro de la oposición existan varios líderes «contrario a lo que ocurre en la izquierda que no tienen una sucesión». Para Arana la selección de un líder de forma temprana solo dejaría expuesta a la persona a cualquier tipo de represalia «por parte del sistema» y no considera que puedan «darse el lujo» de tomar tal riesgo y «desgastar una figura».

Y agrega que, «aunque parezca que estamos en disputas, en realidad eso lo que es, es un proceso de negociación en marcha, que toda democracia lo tiene que tener», destacando que es necesario tener paciencia para llegar a ese posible futuro candidato presidencial pues aún faltan condiciones para que se den las elecciones, están a la expectativa de reformas en el Consejo Supremo Electoral, un tema para el cual ven a Estados Unidos como un aliado.

Aliados políticos

Más allá de que la comunidad internacional sea vista como la solución a la crisis interna del país, la realidad es que esta sí resulta un efectivo aliado político para la misma. Matamoros destaca que, en la edad de la globalización, hay acuerdos y normas internacionales, y por ello se han hecho diversos señalamientos hacia Maduro y Ortega, y aunque «obviamente los norteamericanos no votarán por nosotros, necesitamos el apoyo de la comunidad internacional».

Arana coincide en que la comunidad internacional «son aliados frente a la crisis política, se solidarizan con la oposición en Nicaragua que intenta restituir la democracia y los derechos en el país» y que prueba de ello han sido las sanciones y presiones emitidas durante los últimos tres años.

Nuevo jefe del Pentágono llama a «encarar los retos» de Venezuela, Cuba y Nicaragua

Para el ex diplomático, la política exterior del presidente electo de EEUU, Joe Biden será aún más difícil de lo que ha sido con Trump, ya que «históricamente la política de los demócratas se caracteriza por el respeto de los derechos humanos y Biden ha insistido en la transparencia y la lucha contra la corrupción».

Y aunque se han extendido fondos de ayuda a Nicaragua, estos han sido por razones humanitarias y no para programas de inversión al gobierno de Ortega, por lo que considera difícil una flexibilización en las políticas, contrario a las percepciones que expresaron en redes sociales algunos nicaragüenses durante las recientes elecciones estadounidenses respecto a la salida de Trump y su posible influencia en el país.

Finalmente, destaca que no debe caerse «en las acrobacias electorales» como ha sucedido en Venezuela, ya que en Nicaragua «el impacto sería peor» pues «Maduro en última instancia puede exportar petróleo y Nicaragua el único petróleo que tiene son los emigrantes que reciben remesas de ellos y que son quienes sostienen esta economía».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.