Asamblea Nacional pide a Ortega salirse de la OEA

El viernes pasado la Organización de Estados Americanos (OEA) declaró ilegítimas las votaciones del 7 de noviembre en la que Ortega se reeligió una vez más.

La Asamblea Nacional, controlada por el oficialista FSLN, aprobó este martes una declaración legislativa en contra de la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual el pasado viernes catalogó como «ilegítimas» las votaciones del 7 de noviembre en las que el caudillo sandinista Daniel Ortega se reeligió una vez más.

La declaración legislativa, que contó con 83 votos a favor, cero en contra y tres abstenciones, insta a Ortega a «denunciar» la Carta de la OEA, es decir, a sacar a Nicaragua de ese organismo, «siguiendo el mecanismo estipulado en el Artículo 143 de dicho instrumento».

Los nuevos diputados de Ortega tras las votaciones recientes

En otro de sus puntos, rechaza lo que los diputados consideran «las continuas acciones injerencistas de la Organización de los Estados Americanos».

Los legisladores apelaron al discurso de «independencia», «soberanía» y «autodeterminación nacional» que viene adoptando el oficialismo ante las condenas internacionales por la falta de democracia en Nicaragua y las violaciones a los derechos humanos.

Piden a otros poderes del Estado pronunciarse

Al respecto, solicitan también «a los demás poderes del Estado de la República de Nicaragua pronunciarse ante este reprochable acto injerencista, para que juntos continuemos defendiendo la soberanía y dignidad de nuestra patria», afirma.

OEA declara «ilegítimas» las votaciones del 7 de noviembre en Nicaragua

Diputados arremeten contra la OEA

La declaratoria no solo contó con el apoyo de la aplanadora sandinista sino también de legisladores considerados por la oposición como «colaboracionistas». Uno de estos fue Mario Asensio Florez, diputado del Partido Liberal Independiente (PLI), quien expresó que la Bancada de la Unidad Liberal también  respaldaba la declaración.

Nos oponemos y rechazamos actos injerencista de cualquier gobierno, así como de toda organización política extranjera que quiera intervenir en nuestros asuntos internos, subrayó el polémico legislador.

El diputado sandinista José Figueroa dijo que la OEA ha tenido un «triste papel», como «cómplice del derrocamiento» de presidentes en la región y supuestos intentos de golpes de Estado.

La también oficialista diputada Irma Dávila expresó que este martes es un día de «ratificación de la dignidad de los nicaragüenses».

Carlos Emilio López subrayó que «lo más coherente digno y patriótico es denunciar la carta de la OEA». «La OEA en el caso de Nicaragua y de todos los gobiernos revolucionarios, nacionalistas, que no se someten a la voluntad imperial, su papel es de ser vocera de los dictámenes del gobierno de Estados Unidos», acusó.

En sus intervenciones, los diputados sandinistas catalogaron a la OEA como un «ministerio de colonia» de los Estados Unidos.

Hay que señalar que las votaciones del pasado 7 de noviembre contaron con un histórico abstencionismo de más del 80%, según Urnas Abiertas. Sin embargo, el Consejo Supremo Electoral, controlado por Ortega, asegura que la participación ciudadana superó el 60%.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.