Crisis en tarifas energéticas: reducción no es suficiente y reclamos no son atendidos

Tras el anuncio de una baja del 3% en la tarifa energética, tanto expertos como consumidores aseguran que la medida no tendrá mayores incidencias en los pagos de servicios básicos.

El sector privado había solicitado anteriormente al gobierno de Nicaragua que aplicara una reducción del 17% en la tarifa energética a partir de mayo y por el resto del año.

La propuesta planeaba aliviar los golpes en el presupuesto de las familias y comerciantes ante las repercusiones de la crisis sociopolítica de 2018 y la actual crisis sanitaria por el Covid-19.

La medida del gobierno apareció finalmente más de un mes después de dicha solicitud. Sin embargo, el porcentaje de reducción aplicada por las autoridades se aleja por mucho de la planteada por el sector privado.

Baja de tarifa energética «imperceptible»

El economista Javier Mejía compartió a La Prensa que una baja del 3% es muy poco, «va a ser imperceptible en la factura».

Las demandas en torno a las alzas de los recibos han estado presentes desde antes de la llegada de la pandemia al país, cuando diversos sectores criticaban que se mantuvieran las tarifas mientras el precio del petróleo iba en caída.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) señalaba que la reducción sostenida en los precios del petróleo  como efecto de la pandemia en la economía mundial, desviaba ahorros positivos en la tarifa de electricidad de los clientes regulados por Disnorte-Dissur.

Ahorros, que según el sector privado, debían trasladarse como descuento a la tarifa de todos los consumidores.

Santiago Bermúdez, Director General de Electricidad y Recursos renovables del Ministerio de Energía y Minas, declaró a través de una entrevista en un medio oficialista, que la disminución no tuvo repercusiones en el país debido «a lo volátil del precio del petróleo» y ante la consulta de qué es lo que encarece la energía eléctrica, se limitó a indicar que es una influencia de diversos factores.

Además, resaltó que en Nicaragua «estábamos consumiendo mucha energía renovable, cercana al 70%», para los meses de marzo y abril, cuando se presentó el pico a la baja.

“Si tuviéramos ahorita los precios del petróleo que estaban cuando comenzamos a hacer las inversiones en energías renovables, sería un impacto inmenso en la tarifa, tendríamos quizás la tarifa más baja en Centroamérica” aseguró Bermúdez.

Datos oficiales de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), revelan que actualmente el país genera solo un 22.85% de su energía a base de fuentes no renovables.

La energía renovable supone reducir el gasto en importaciones de combustibles fósiles, lo que permitiría que esos fondos permanezcan en el país.

Sin embargo, hasta el momento los nicaragüenses no han podido presenciar reducción alguna en las tarifas eléctricas.

Algunas empresas han recurrido a los paneles solares para mitigar los altos costos de la energía. Foto: NICARAGUA INVESTIGA

No se atienden los reclamos

Durante los últimos meses, no solo se ha negado la reducción de los costos de la energía eléctrica frente a la caída del precio del petróleo y el aumento en el consumo de energía de fuentes renovables, sino que también diversas personas han denunciado fuertes alzas en los últimos recibos.

La ciudadana Luisa Amalia forma parte de la larga fila de reclamos que acumula Dissnorte-Dissur.

Según las normativas del ente regulador, el usuario tiene 15 días hábiles para reclamar tras tener su recibo, el cual la entidad debe evaluar en un período de 5 días, luego, si el usuario no está satisfecho con la resolución, tiene 5 días hábiles para reclamar en el Centro de Atención, tras tres días deberá recibir respuesta, y si continúa insastifecho, cuenta con 15 días para interponer el reclamo al Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

Sin embargo, Luisa asegura que «cuando metes reclamo te dicen que salió a favor de Unión Fenosa, tenes el segundo recibo montado y tenes que pagar el primero para poder hacer lo mismo con el otro».

Además comparte que tras hacer pública su inconformidad, recibió varios mensajes de personas que también están experimentando alzas en sus recibos y no han recibido solución alguna del ente regulador.

«En estos momentos de crisis económica esto no te deja salir adelante» reclama Luisa.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.