Ratificación de EEUU a Alemán es un mensaje para aliados de Ortega

El vocero de la Alianza Cívica José Dávila expresa que el hecho de que Estados Unidos haya anunciado de manera pública esta ratificación en medio de los procesos de construcción de unidad de la oposición, "es naturalmente una advertencia"

Después de que Estados Unidos reiterara la prohibición de ingresar a ese país al expresidente Arnoldo Alemán por “actos de corrupción que han debilitado a las instituciones democráticas en Nicaragua”, algunos miembros de la oposición consideran que es una advertencia a los aliados de Daniel Ortega para que rompan con esos lazos.

«Desde luego es un mensaje político fuerte (…) pudiera ser un mensaje a los que estén tentados a querer llegar a entendimientos con Ortega en cuanto a reformas electorales cosméticas o a los que estén tentados a negociar un nuevo pacto económico» considera el político y miembro de la Coalición Nacional, José Pallais.

Estados Unidos prohíbe el ingreso a su país a Arnoldo Alemán y sus familiares por actos de corrupción

Por su parte, el vocero de la Alianza Cívica José Dávila expresa que el hecho de que Estados Unidos haya anunciado de manera pública esta ratificación en medio de los procesos de construcción de unidad de la oposición, «es naturalmente una advertencia que la lucha contra la dictadura y la democracia implica la no presencia de elementos o figuras que son responsables del sistema político actual», a como lo es considerado el PLC controlado por Arnoldo Alemán.

La designación de los Estados Unidos también ratifica la prohibición de entrada a ese país a la diputada María Fernanda Flores Lanzas, esposa de Alemán y a la Contralora General de la República, María Dolores Alemán Cardenal, hija del expresidente.

Por su parte, la diputada Flores Lanzas aseguró en un programa de Radio Corporación que pedirá una aclaración a Estados Unidos para que le explique el porqué de esta reafirmación a la prohibición a ella y sus familiares de entrar a territorio estadounidense.

En este mismo sentido, la Alianza Cívica publicó un comunicado en donde afirma que esta acción contra el expresidente Alemán y algunos miembros de su familia, respalda la posición de esa organización «que dimos a conocer el 19 de junio pasado y que hemos venido insistiendo a lo largo de estas semanas y que fueron parte de nuestra reciente decisión de buscar una alianza electoral más amplia que esté fundamentada en la construcción de un sistema político nuevo, alejado de la corrupción y las prácticas colaboracionistas, y que resulte en una nueva cultura política para nuestro país».

A pesar de que la Alianza Cívica señala que busca alejarse de «prácticas colaboracionistas», omite que los empresarios aglutinados en esa organización opositora hasta se sentaba junto a Daniel Ortega en actos públicos y mantuvieron un matrimonio por once años al cual llamaron «Modelo de Diálogo y Consenso».

Los exaliados del FSLN que hoy se encuentran en la oposición

Dávila se defiende de las críticas y asegura que prefiere no juzgar «todo ese tiempo que la empresa privada trató de ir adelante con el gobierno en una relación que ya todos conocemos» pero considera que el empresariado sí ha dado muestras claras de que se oponen a Ortega a pesar de su pasado, contrario al PLC.

«Ellos (empresarios) están en la oposición, están de lleno por una nueva política, están de lleno contra el colaboracionismo» dice Dávila y detalla que cada sector es responsable de dar la cara frente a lo que necesita el país. «El que es opositor que lo demuestre, y el que no lo es que no obstaculice una verdadera unidad. Nosotros a los empresarios los vemos como opositores y están trabajando dentro de la Alianza como opositores», concluye José Dávila.

¿Peligra la participación del PLC en la Coalición Nacional?

Por su parte, la Unidad Nacional Azul y Blanco también publicó una nota de prensa en donde señala que el Partido Liberal Constitucionalista, controlado por Arnoldo Alemán, debe dar «muestras claras de ruptura con la dictadura, específicamente en lo que se refiere a la participación de funcionarios en cargos públicos, la presencia de personas vinculadas a actos de corrupción en estructuras de dirección del partido y la resolución de su litis interna».

De igual manera, la UNAB califica como un «riesgo» el hecho de que el PLC «bajo la influencia de la familia Alemán» mantenga a su bancada en la Asamblea Nacional debido a las supuestas pretensiones de Daniel Ortega de negociar reformas electorales a su medida.

¿Quién es Lucas Reyes, la polémica ficha del PLC dentro de la Coalición Nacional?

En el documento, los miembros de la UNAB aseguran que presentarán una moción de revisión sobre la participación del PLC en la Coalición Nacional pero «reconociendo a valiosos liderazgos liberales, para quienes las puertas de la Coalición deben seguir abiertas».

José Pallais comenta que el PLC tiene derecho a ser parte de la Coalición Nacional porque «los liberales no son Arnoldo Alemán, y hay muchísimos buenos liberales que están comprometidos con un cambio en el país» y asegura que hay militantes del PLC que han respaldado la misma agenda de la Coalición en cuanto a la ruptura del bipartidismo FSLN – PLC, además de la negativa de buscar un nuevo pacto con Ortega.

«Hay que separar a los nicaragüenses que se identifican como liberales con aquellos que han estado en el pasado involucrados en corrupción y en pactos con el orteguismo» enfatiza Pallais, y adelanta que el tema de Arnoldo Alemán y la disposición de Estados Unidos será uno de los puntos a tocar en las reuniones ordinarias de esta semana de la Coalición Nacional y «va a provocar una consideración de parte de Coalición».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.