Leonardo Torres, el empresario que quería «transformar» al FSLN pero siendo leal a Ortega

Leonardo Torres ha sido un aliado clave para los Ortega Murillo tras la ruptura con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Leonardo Torres pasará a la historia como uno de los empresarios que en el fallido y caótico Primer Diálogo Nacional del 2018 respaldó mansamente al régimen sandinista, pidiéndole a la oposición ponerle fin a las marchas y a los tranques y ceder ante Daniel Ortega porque estaban “destruyendo la economía”.

Más de tres años después, algo parece haber pasado entre él y los Ortega Murillo, pero se desconoce a ciencia cierta de qué se trata. Las alarmas sonaron cuando a finales de noviembre del 2021 distintos medios de comunicación informaron que desde semanas atrás al empresario se le había impuesto restricción migratoria. Nicaragua Investiga trató de comunicarse vía telefónica con Torres para entrevistarlo, pero este no respondió las llamadas.

Este lunes 13 de diciembre el régimen asestó otro fuerte golpe cuando Asamblea Nacional a petición del Ministerio de Gobernación, considerado uno de los brazos represivos de Ortega, canceló la personería jurídica a la Asociación Universidad Hispanoamericana (Uhispam) y a la Asociación Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Media Empresa (Conimipyme), dos organizaciones ligadas a Torres.

Wilfredo Navarro, el exreo político que ahora defiende a sus antiguos verdugos

El empresario que no quería marchas ni tranques

Leonardo Torres, con más de 40 años de militar en el FSLN, ha sido un aliado clave para los Ortega tras la ruptura del modelo de diálogo y consenso con el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep). Torres sustituyó en la directiva del Banco Central de Nicaragua, al hoy reo político José Adán Aguerri, luego que este renunció al cargo.

“El que crea que a punto de marchas y tranques el país se va a destrozar y la institucionalidad del país se va a lesionar, está equivocado”, manifestó Torres en mayo del 2018 en plena crisis sociopolítica.

Un mes después fue suspendido del cargo de presidente en Conipipyme por su cercanía a Ortega, sin embargo, en un contragolpe, otros directivos lo restituyeron, retomando el poder.

Leonardo Torres en la Nueva Junta Directiva de Conimipyme, toma posesión de su cargo en 2018. Prensa oficial

Luego de los sangrientos operativos limpieza efectuados por la Policía y civiles armados del FSLN,  cuyo saldo fueron más de 300 muertos, Torres minimizó la pérdida de empleos y los cierres de empresas. “Se ha afectado algunas empresas, ha habido cierres temporales, es cierto, pocos cierres definitivos”, aseguró en agosto del 2018 al Canal 4.

Durante esos convulsos meses su estatus de empresario fue muy codiciado por los medios de comunicación oficialistas, pero era algo de vieja data. Como sandinista, a lo largo de los años anteriores era común verlo dando entrevistas a canales de televisión controlados por los Ortega, hablando de las maravillas del modelo político y el buen rumbo que llevaba la economía, en especial el turismo, dado que él también es presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (CANTUR).

 

El aspirante a modernizador del FSLN

Pero no siempre fue así de disciplinado y acoplado al status quo dentro del sandinismo. Casi 20 años atrás, exactamente en el 2002 Leonardo Torres corrió como candidato a miembro de la Dirección Nacional del FSLN. Se presentaba como un «transformador» y «modernizador».

El economista se había unido a un grupo que llevaba también como candidatos a Francisco López y a Manuel Coronel Kautz.

«La idea es que la Dirección Nacional sea funcional a través de una renovación de cuadros, porque si en el Frente Sandinista no hay renovación de cuadros en este congreso, estaría enviando señales encontradas a la población y no sería saludable para prepararnos para las próximas elecciones nacionales», afirmaba en febrero de ese año, según un artículo de El Nuevo Diario.

Pese a querer cambios generacionales, aseguraba que por motivos de coyuntura política, respaldaba a Daniel Ortega como «Secretario General» del FSLN.

No obstante, en medio de conflictos partidarios, en esa época Leonardo Torres criticaba las expulsiones practicada por la dirigencia sandinista, ya que estos «sin mayor autoridad, hacen planteamientos de expulsiones» aunque era el congreso «el único que puede hacerlo, y el congreso no ha autorizado a nadie, ni al Secretario General de expulsar militantes del partido y si no es así, entonces la Convergencia es una pantomima».

Torres promovía el turismo dentro de las filas del gobierno. Cortesía
La historia de Edwin Castro, el actual representante legal del FSLN

El escándalo de los préstamos del INSS

El empresario también fue directivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), y reportajes periodísticos lo involucraron en el escándalo de la constructora Viviendas Económicas de Nicaragua S.A. (Vienicsa), una empresa ligada a Tecnosa, parte del conglomerado del tesorero del FSLN, Francisco López.

Como directivo del INSS fue señalado participar en una reunión en el 2008 en la cual se aprobó «el financiamiento de 2.5 millones de dólares para el proyecto de casas en Chinandega, del que no se ha levantado ni una vivienda hasta ahora», indica una investigación de Confidencial. Al ser cuestionado por ese medio de comunicación en el 2013, Torres negó haber firmado o participado en la reunión, sin embargo, cuando Confidencial le mostró su firma en el contrato de préstamo, tuvo que admitirlo: «Seguramente estuve, como estuve dos años hasta 2009 en la junta”, sin explicar nada.

La deuda de Vienicsa con el INSS fue reestructurada y la asumió otra empresa.

Hay que señalar que los problemas financieros del Seguro Social y las medidas del régimen para tratar de darle una solución a costa de los empresarios y los afiliados, desencadenaron las protestas antigubernamentales del 2018.

Con el inicio de la pandemia, en abril del 2020 Torres volvió a causar polémica cuando aseguró que los nicaragüenses debían aprender a convivir con el COVID-19, ya que la economía debe seguir. «Tenemos que aprender a vivir con él, porque la economía no puede parar”, indicó en una entrevista con Canal 10.

¿Inconformidades en el FSLN?

Las sanciones de Estados Unidos y las inconformidades dentro del FSLN ha ido minando, según analistas, al partido. «Lo de Leonardo Torres es la punta del Iceberg, Rosario comienza su operación limpieza de cara a su designación como sucesora de Ortega y “casualmente” el primer movimiento público es contra uno de los más leales a Bayardo Arce», aseguró el analista Eliseo Núñez en su cuenta de Twitter.

En los últimos meses Estados Unidos aumentó las sanciones en contra de funcionarios del régimen sandinista. A mediados de noviembre el presidente Joe Biden también prohibió el ingreso a funcionarios de Ortega y sus familiares, como también a personas no gubernamentales ligadas al régimen.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.