PLC aún no toma acciones para impulsar transición democrática

El Partido Liberal Constitucionalista es parte de la Coalición Nacional y habría estado de acuerdo en llamar a Daniel Ortega a iniciar inmediatamente una «transición democrática» a través de un comunicado emitido a mediados de este mes, sin embargo, ni el grupo opositor trata de crear una estrategia para impulsar esta transición ni el PLC busca aprovechar los espacios que tiene dentro del Estado, como la Asamblea Nacional para hacerlo posible.

De acuerdo al jefe de la bancada liberal, Jimmy Blandón, este tipo de decisiones no pueden ser tomadas por el PLC de manera unilateral, pues el método de la Coalición Nacional para realizar acciones y tomar decisiones es a través del consenso. «Cualquier decisión al respecto habrá que consensuarlo porque es una decisión de todos» argumenta el diputado liberal.

Diputado Jimmy Blandón, jefe de la bancada liberal – Foto: Nicaragua Investiga

El pronunciamiento de la Coalición Nacional que aglomera a diversos actores políticos opositores al gobierno de Daniel Ortega, pidió la «transición democrática» pero no anunció ningún tipo de estrategia o plan para impulsar  este proceso.

«El régimen Ortega Murillo no debería ni puede continuar en la conducción del Gobierno de la República de Nicaragua. Demandamos el inicio inmediato de una transición democrática que restablezca la justicia, democracia y libertad sin impunidad y con garantías de no repetición» reza el pronunciamiento de la Coalición Nacional hecho el pasado 19 de abril del 2020, cuando se cumplían dos años del inicio de «la Rebelión de Abril».

Este anuncio se dio un día después de que el Secretario del Departamento de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeo, emitiera un comunicado en donde exhorta a Ortega y Murillo «a iniciar inmediatamente una transición democrática, incluida la restauración de las garantías de derechos humanos y elecciones libres y justas».

Miembros de la Coalición Nacional no se opondrían a acciones del PLC

Por su parte, la integrante del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco y también parte de la Coalición Nacional, Violeta Granera, asegura que «jamás nos opondríamos a la decisión de ninguna de las organizaciones miembro que apunte a democratizar Nicaragua», por lo cual se vería con buenos ojos dentro de la oposición que el PLC u otra organización política impulse una iniciativa de este tipo desde sus espacios en el Estado.

«Mientras no se contraponga a los objetivos que hemos acordado en la Coalición Nacional pues yo creo que no habría ningún problema» agrega Granera y expresa que un gobierno de transición se puede conseguir «de diferentes vías» y que la Coalición Nacional como oposición ha insistido en que el mecanismo debe ser a través de elecciones libres, justas y transparentes.

coalicion
Lanzamiento de la Coalición Nacional – Foto: Nicaragua Investiga

De igual manera, el diputado Blandón insiste en que a lo interno del PLC «estamos abiertos a cualquier trabajo que se pueda hacer para que se de el cambio de gobierno que estamos pidiendo todos», pero no parece haber una iniciativa propia desde el partido liberal y el consenso y las acciones concretas no llega de ninguna de las partes.

¿Qué puede hacer el PLC y la oposición?

De acuerdo al experto en derecho constitucional, Gabriel Álvarez, «el PLC puede hacer cosas que los otros partidos no pueden, claramente, como introducir un proyecto de ley» en la Asamblea Nacional en la búsqueda de esta transición, debido a que tiene presencia en el parlamento nacional con 14 diputados.

Álvarez considera que el PLC como partido político podría impulsar la anhelada transición democrática y eso tendría un valor político favorable para la oposición, pero sería mucho más favorable si se realiza como parte de una estrategia creada por toda la oposición que demande, trabaje y presione para una transición democrática dentro del Estado Constitucional de Derecho.

PLC es minoría en la Asamblea Nacional que está controlada por el oficialismo – Foto: Nicaragua Investiga

Para Álvarez, el concepto de «transición democrática» debe entenderse de una manera más amplia antes que solamente acciones legislativas o parlamentarias como introducir una iniciativa de ley. Una transición como la que demanda la Coalición Nacional, «normalmente tiene que ver con un proceso político muy complejo» que exige normas, leyes, voluntades, concertaciones, acuerdos y demás cosas que se necesitan para que dicha transición cuente con un respaldo popular.

El análisis del experto enfatiza en que si bien el PLC pudiese realizar acciones legislativas para impulsar una transición a como lo demanda junto a la Coalición Nacional, esto sería insuficiente, además de que el partido de gobierno es mayoría en el parlamento y no dejaría pasar dicha acción.

Álvarez también cree que la transición democrática debe darse bajo los principios constitucionales y democráticos, porque «es difícil utilizar mecanismos no democráticos para construir edificios institucionales democráticos». Por ello es que el experto opina que la principal tarea de la transición democrática es construir un verdadero Estado Democrático y Social de Derecho, y no salir de Ortega «a como sea», tal y como muchos pensarían.

«Una verdadera transición democrática te exige utilizar los instrumentos constitucionales aunque esa Constitución sea violada todos los días por Ortega y la señora Murillo» concluye el experto.

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.