Síguenos

¿Qué estas buscando?

Portada

La historia de Joel Bonilla, el joven que vende tortillas que se hizo viral en TikTok

Nicaragua Investiga habló con Joel Bonilla, un joven que se ha vuelto polémico y viral en TikTok, donde ahora factura. Ha sufrido abandono, vende tortillas desde los ocho años, está aprendiendo a leer y a escribir. ¿Cuál es su historia?

Joel Bonilla López en una transmisión en vivo en TikTok.

Joel José Bonilla López es un joven nicaragüense de 26 años que encontró la viralidad en TikTok, la red social del momento, cuando grabó un video palmeando tortillas, un oficio que aprendió cuando tenía ocho años. Luego de este acontecimiento inesperado, comenzó a ganar muchos seguidores y varios canales de televisión nacional lo entrevistaron para conocer más sobre su vida.

“A la gente le gustó verme palmear con las dos manos”, dice Joel. “Aprendí a echar tortillas cuando mi tía me enseñó a jugar la masa. Después de eso aprendí a palmear. Mi tía me decía que tenía que aprender para cuando sea más grande no me muera de hambre. Como a los 13 años me puse a vender tortillas”.

“Prefiero verte lejos y no muerto”: El testimonio de un ex presentador de Canal 2

“Cuando yo me sofoco mucho, me gusta sacar rápido a mi gente. Subí ese video a TikTok y después vino Canal 10 y otros canales. Después de eso miré esa luz que ahora nadie me la puede apagar”, señala en referencia a su video que se volvió viral en las redes sociales.

Han pasado varios meses de esa ocurrencia y ahora invierte más tiempo en TikTok, realiza batallas y hace largas transmisiones en vivo, como una nueva forma de generar ingresos por esa vía. Pero también se ha vuelto polémico para otros creadores de contenido y usuarios en las redes sociales, quienes han criticado su forma de ser, de expresarse y su nivel bajo de educación. No sabe leer ni escribir, pero está luchando para lograr hacerlo.

Joel José Bonilla López en su casa en el barrio El Recreo en una transmisión en vivo en TikTok.

No conoce a su madre

Joel no conoce a su madre. Fue dado en adopción a los seis meses de edad. Desde entonces, emprendió una férrea búsqueda para conocer a su progenitora, decirle que la perdona y así conocer a sus hermanos. Aunque se ha hecho viral en las redes sociales, dice que su verdadera familia no lo ha logrado reconocer.

“Yo no conozco a mis padres. En esta casa que estoy me criaron. Yo vine aquí a los seis meses. No conozco a mi mamá y a mi papá para nada. Pero sé por mi mamá de crianza que mi papá es africano, mi mamá es de la Costa (Caribe). He buscado la manera de contactar a mi mamá, pero me cansé”, afirma Joel, quien vive en una casa humilde en el barrio El Recreo, Managua.

Él presume que tal vez hubo una necesidad que llevó a su madre de sangre a darlo en adopción. Si tiene la oportunidad de hablar con ella, sostiene que la perdonaría y no la culparía. “No le guardo rencor a nadie. Entonces la disculpo”, manifiesta.

New Connections, la agencia irlandesa fundada por nicaragüenses

Sin documentos

Su madre lo dio en adopción sin documentos. Incluso, no se hizo un registro civil de su nombre y del día que nació. Es decir, no ha tenido un acta de nacimiento, mucho menos una cédula de identidad, lo cual le impide realizar gestiones personales. “Ha sido duro. Yo he ido a la Alcaldía de Managua y no puedo hacer nada porque mi mamá no me apuntó. Entonces estoy en la nada”, lamenta.

“He buscado la manera con un abogado, pero me quita dinero, como 10 mil hasta 15 mil córdobas. Varias personas me han dicho que yo puedo ir a la Alcaldía a solicitar mi documento, pero les digo que soy grande, tengo 26 años. Ya uno grande no le creen de esas cosas”, sostiene.

Él dice que nació el 18 de enero porque ese día llegó a la casa de la familia que lo acogió, pero no sabe el año de su nacimiento, aunque probablemente por su testimonio sea en 1998.

Por la vida vulnerable que ha llevado Joel, se le ha dificultado ir a una escuela. Pero comenta que se está esforzando por aprender a leer y a escribir. “Yo recibo clases en mi casa. Yo pago a un profesor para que venga a la casa, a las 4:30 de la tarde viene aquí”, comenta. Uno de sus videos en TikTok se le ve con un cuaderno dibujando formas y letras.

Joel Bonilla tiene 26 años y vive con sus padres adoptivos.

Su vida en TikTok

Cada tarde o cada noche, Joel está transmitiendo en TikTok. Interactúa con sus seguidores de cualquier tema que se le ocurra y realiza batallas con otras personas. En este momento tiene más de 109,6 mil seguidores y cuenta con al menos 1,8 millones de “me gusta” en todo su contenido.

—¿Es rentable TikTok? ¿Se gana buen dinero?

—Se gana dinero en las batallas. Un león vale 400 dólares, pero TikTok te quita la mitad.

El león es un gif en TikTok y cuesta 14,720 córdobas. Esto supera el salario mínimo del sector que mejor gana en Nicaragua: construcción, que equivale a 12,803.47 córdobas, equivalente a 349.63 dólares.

Si un tiktoker recibe los 200 dólares, como afirma Joel, se estaría desembolsando 7,360 córdobas, más o menos lo que percibe en salario mínimo un trabajador del Estado de Nicaragua, que es de 7,134.52 córdobas, equivalente 194.82 dólares.

—¿Cuánto se saca de dinero durante 15 días y que se hagan batallas durante este tiempo?

—Se puede sacar algo, pero no puedo decir la cantidad de dinero. Es algo de dinero que lo invierto en mi negocio, me compro mis cosas. Hay personas que le caigo mal y me dicen que me los harto en guaro, pero nadie sabe en qué uno lo gasta.

Joel también recibe muchas rosas en sus transmisiones en vivo. Un regalo de eso podría costar unos 25 centavos dólar. Unas cuatro rosas alcanzarían el dólar, según explicó un joven creador de contenido.

La historia de dos nicaragüenses que han encontrado en las redes, una alternativa para generar ingresos

La realidad que enfrentó en TikTok

Joel tiene videos en TikTok con al menos 953 mil reproducciones. Casualmente, uno de sus videos más polémicos en los que se le ve con un tanque de gas respondiendo a otra persona creadora del contenido, tiene al menos 636,5 mil reproducciones. 

Muchos usuarios en las redes sociales han imitado el comportamiento y vocabulario de Joel. Otros lo han defendido y lo motivan a seguir superando sus limitaciones.

“No esperaba la realidad a la que me enfrenté en las redes sociales. Mucha gente es envidiosa. Muchos me han dicho: te metiste en esto de las redes sociales, tienes que aguantar”, comenta. “Si me remedan, no le pongo mente a eso. Son personas que no conozco, solo sé que hacen contenido en TikTok”.

Joel sostiene que, aunque demuestre que las críticas no le afectan, en realidad sí le han herido. “He querido abandonar las redes sociales y ser el Joel de antes. Pero la gente me dice que no lo haga. O sea, esa gente me da más fuerza y me hacen ser más duro. He llorado por esto. Pero esas lágrimas no están para esas personas”, señala. 

“Yo a nadie le hago nada, aquí está el mismo Joel de siempre. A veces sí soy mal hablado, hay muchas personas que me han dicho que yo he perdido gente, pero yo les digo que me conozcan primero para ver si eso es cierto. Yo quiero que me conozcan las personas que me tiran malos comentarios”, concluyó.

Te podría interesar

Ocio

TikTok tiene más de 1.500 millones de usuarios en todo el mundo

Ocio

Las ventajas de Premium o Premium+ incluyen una reducción de los anuncios y un mayor posicionamiento en los feeds de la plataforma, así como...

Ocio

Usuarios han comenzado a detectar problemas en las redes sociales del grupo Meta

Nación

En Nicaragua el youtuber, radicado en Estados Unidos, filmó varios videos, e incluso uno de estos, donde hablaba de la dictadura sandinista, fue "tumbado"...

Copyright © Nicaragua Investiga 2023