The Economist: Tres regímenes autoritarios en América Latina: Nicaragua, Cuba y Venezuela

Los países calificados como autoritarios se caracterizan por la ausencia del pluralismo político, la indiferencia por abusos a las libertades civiles y el control a los medios

La democracia global continuó en descenso durante el año 2020, la pandemia del COVID-19 “provocó un retroceso sin precedentes de las libertades democráticas”, según señala la última edición del Índice de Democracia de The Economist Intelligence Unit.

Reaparece Navarro arremetiendo contra los Estados Unidos por aviso de viajes en Nicaragua

En 2020, el puntaje global de democracia cayó de 5.44 (en una escala de 0 a 10) en 2019, a 5.37; demostrando que solo el 8.4% de la población mundial vive en una democracia plena. Por primera vez desde 2010, todas las regiones registraron un deterioro en su puntaje promedio, lo que el equipo del EIU considera está relacionado con las medidas tomadas por los gobiernos ante la emergencia sanitaria.

El índice de democracia del EIU indica que en América Latina existen tres regímenes autoritarios: Venezuela, Cuba y Nicaragua. La puntuación latinoamericana pasó de 6.13 en 2019 a 6.09 en 2020. La unidad de negocios asegura que esto responde a una tendencia de retroceso democrático en la región durante la última década “debido al aumento de las prácticas antidemocráticas en Bolivia y Centroamérica, y al creciente autoritarismo en Venezuela y Nicaragua”.

Situación en Nicaragua

Nicaragua pasó de tener 3.55 puntos en 2019 a 3.60 en este 2020, si bien los números aumentaron levemente, para 2017 la puntuación se encontraba en 4.66. A nivel mundial, el país ocupa la posición 120 de 167 países, considerado un régimen autoritario. A nivel regional, se ubica únicamente delante de Cuba y Venezuela como los de peor democracia.

En términos de funcionamiento del gobierno, obtuvo una calificación de 2.86, ubicándose como la segunda más baja tras Venezuela, y superando la puntuación de Cuba. En cuanto a la pluralidad del proceso electoral, también obtuvo la tercera peor calificación de la región con 0.42 puntos.

Los países calificados como autoritarios se caracterizan por la ausencia del pluralismo político, donde si existen elecciones estas no son consideradas justas o transparentes, existe indiferencia por abusos a las libertades civiles y los medios suelen estar controlados por el gobierno. Nicaragua ha sido colocada bajo esta lista.

El reporte también destaca que a finales del año pasado la Asamblea Nacional aprobó la Ley de Regulación a Agentes Extranjeros con lo cual estaría limitando que miembros de la oposición participen en las elecciones generales de este próximo 7 de noviembre como candidatos. “Estos desarrollos no auguran nada bueno para la perspectiva de unas elecciones libres y justas en noviembre de 2021” destacan.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.