Diputados sandinistas piden que Monseñor Álvarez sea procesado

"Este señor Álvarez debe quedar claro que él no está por encima de la ley y con sus actitudes ha hecho que se le pierda el respeto y se le trate como a un político cualquiera", dice Wilfredo Navarro

Diputados sandinistas pidieron a las autoridades del régimen de Daniel Ortega para que procesen a Monseñor Rolando Álvarez, quien se encuentra asediado en su casa pastoral, ubicada en Matagalpa.

Wilfredo Navarro y Carlos Emilio López, ambos diputados sandinistas, declararon este viernes que Monseñor Álvarez es «instigador y atizador» de odio y violencia.

«Este señor Álvarez debe quedar claro que él no está por encima de la ley y con sus actitudes ha hecho que se le pierda el respeto y se le trate como a un político cualquiera», dijo Navarro a la radio oficialista La Primerísima.

«Los falsos sacerdotes violan la Ley de Dios, que la ley del amor al prójimo, y violan la leyes terrenales que garantizan la paz, la democracia, la tranquilidad y el orden público», escribió el diputado sandinista Carlos Emilio López en su redes sociales.

El obispo de Matagalpa, quien se encuentra asediado desde la mañana de este jueves en la Curia Episcopal de esa ciudad, participó en las mesas de Diálogos entre los sectores opositores de Nicaragua y el régimen Ortega Murillo en el contexto de las manifestaciones del año 2018. Rol que desempeñó siendo un crítico de las acciones represivas por parte de paramilitares y la policía afín al régimen.

“Mi condena contra este político, que lo que quiere es revivir los escenarios del 2018. Gracias a Dios, el pueblo de Nicaragua no lo va a permitir”, añade Navarro.

Según la radio sandinista, “el parlamentario advirtió que este hombre no está por encima de la ley, su sotana no le da impunidad y además no tiene ninguna moral ni autoridad para reclamar, porque él y otros curas son responsables de delitos”.

Discurso contra Álvarez es alineado al de Murillo

Por su parte, la vocera gubernamental Rosario Murillo, dijo en su alocución del medio día que en Nicaragua “no se pueden, no se deben infringir las leyes y mucho menos cometer delitos. Porque provocar, ser ostentación de impunidad es un delito; sobre todo cuando lo que se provoca es discordia, desenfreno”.

Además, agregó que “todos que el odio es un crimen y que todo crimen es un delito y un delito que debe investigarse y, luego también, desde las instituciones respectivas tomar las medidas pertinentes para que nunca más la violencia o el odio pretendan arrebatarnos la paz y el derecho a caminar y a avanzar”.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.