Contundente informe de la Comisión de alto nivel de OEA contra Ortega

La represión en el país «afecta gravemente el orden democrático en Nicaragua, como se establece en el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana», concluye el informe presentado hoy por la Comisión de alto nivel creada por la OEA para atender la crisis sociopolítica iniciada en 2018.

La Comisión inicia sus observaciones anotando que el gobierno de Daniel Ortega no permitió su ingreso al país el pasado 14 de septiembre y no facilitó información para poder obtener su versión de los hechos, sin embargo, lograron reunirse con víctimas, defensores de derechos humanos y activistas, así como representantes de diversos sectores de la sociedad civil, entre los que estuvieron:

La Unidad Nacional Azul y Blanco , CIDH, CENIDH, expertos electorales, Alianza Cívica, madres de víctimas y presos políticos , movimientos campesinos, la Asociación Médicos Exiliados en Costa Rica y un representante de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, así como medios de comunicación.

Le interesa: ONU se pronuncia sobre detención de 16 activistas y lo atribuyen a represalias

Con todos los testimonios la comisión concluyó que: «El Gobierno de ese país ha mostrado un patrón continuo de esfuerzos encaminados a coartar los derechos de sus ciudadanos»

La Comisión constata acoso e intimidación contra opositores, violación de derechos políticos, violación a la libertad de prensa y expresión, trato inhumano y detenciones arbitrarias, subordinación del Estado por el Ejecutivo, y alteración del orden constitucional.

Se señala que la situación de Nicaragua «es crítica» y urgen la atención inmediata por parte del Sistema Interamericano y de la comunidad internacional.

También indican que el control de Ortega sobre todos los poderes del Estado «hacen inviable el funcionamiento democrático del país, transformándolo en un Estado cooptado e incompatible con el Estado de derecho» y sugieren reformas institucionales profundas, iniciando por las electorales.

Le interesa: Comisión de la OEA sobre Nicaragua se reunirá en El Salvador

Se abre puerta a expulsión

La Comisión concluye que Nicaragua no tiene presente los elementos que integran las democracias participativas y por lo tanto viola lo establecido en el artículo 1 de la Carta Democrática Interamericana.

Al hacer esta observación, se estaría abriendo la puerta para la posible expulsión del país del organismo, pues un requisito fundamental para pertenecer, es el respeto del orden institucional y democrático.

Le interesa: Ortega nombra por cinco años más a Avilés como jefe del Ejército 

Luego de señalar todas las violaciones a derechos humanos documentadas, la Comisión de alto nivel indica que la situación del país «da lugar a una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático en Nicaragua, como se describe en el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana».

En ese sentido la Comisión solicita al pleno de la OEA declara en Nicaragua una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático así como convocar inmediatamente un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para examinar esta cuestión.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.