Opositores señalan que reformas electorales no cumplen los siete puntos de la OEA

“Esta ley es antidemocrática, es totalmente totalitaria. No recoge ninguna de las siete recomendaciones contenida en la resolución de la OEA”, dice el político opositor José Pallais.

La nueva iniciativa de reformas a la Ley Electoral (Ley 331) es catalogada como un “retroceso” al sistema electoral por ser “antidemocrática” y rotundamente “totalitaria” por no cumplir con los siete puntos que estableció la Organización de Estados Americanos (OEA) para celebrar unas elecciones creíbles y legítimas el próximo mes de noviembre, según señalan opositores a Nicaragua Investiga.

Los politólogos opositores y aspirantes a la presidencia concuerdan que este proyecto de ley no resuelve los problemas de falta de condiciones, sino que agrava más el sistema electoral al excluir, inhibir y bloquear la posibilidad de que la oposición pueda competir en condiciones de igualdad con el gobierno de Daniel Ortega y su Frente Sandinista.

El político opositor José Pallais sostiene que la nueva reforma electoral agrava el sistema “porque van en la línea de escoger quienes van hacer los adversarios”, y aparta a todos aquellos que han “tenido una posición relevante de lucha por la libertad y la democracia de la oposición”, por lo que favorece aquellos que el gobierno sandinista cree que le puede convenir entenderse para continuar manteniéndose en el poder.

Ortega reactiva el «zancudismo»: La trampa de las reformas electorales

Esta ley es antidemocrática, es totalmente totalitaria. No cumple con los estándares internacionales y no recoge ninguna de las siete recomendaciones contenida en la resolución de la OEA”, zanjó el político en una entrevista con este medio de comunicación.

José Pallais apuntó que las reformas electorales no recogen los siete puntos de la OEA. Foto | Álvaro Silva

“La han hecho con el objetivo de continuar manipulando las elecciones. De no permitir elegir a los nicaragüenses, sino de imponer resultados a la conveniencia del régimen”, señaló, y ejemplificó que no habla de la depuración del padrón electoral: “continúa manteniendo la posibilidad de quienes no están incluso en un padrón de una Junta Receptora de Votos (JRV) determinada puedan inscribirse en el momento de la votación y votar”.

El  aspirante a la presidencia de Nicaragua, Arturo Cruz, señaló por su parte que el gobierno de Ortega está convirtiendo al CSE en un pelotón de fusilamiento para los derechos de los nicaragüenses de elegir  y a ser electos. “No podemos permitir: la verdadera unión de las fuerzas democráticas deben demostrase en momentos como este”, señaló.

¿Quiénes son los magistrados que integran el CSE y que reflejan el pacto Ortega-Alemán?

Elecciones sin observación electoral

Pallais insiste en que estas reformas no desarrolla uno de los elementos más importantes de las siete recomendaciones de la OEA, que es la observación nacional e internacional, sino que suprime una de las pocas referencias que destacaba la observación electoral en el inciso octavo del artículo 27.

El artículo 27 en el inciso ocho de la Ley Electoral establece “permitir durante toda su actuación el acceso al local de los observadores debidamente acreditados”, pero esto fue rotundamente eliminado con la nueva reforma. En ese mismo sentido, el opositor José Pallais presume que no están pensando que no se dé observación internacional en estas elecciones.

El también aspirante a la silla presidencial del país, Juan Sebastián Chamorro, refirió que al omitir en estas reformas cualquier referencia a la observación electoral, es “claramente con la finalidad de eliminar la transparencia del proceso electoral”, pues sostiene que el gobierno sandinista “no está interesado en que nadie los fiscalice ni de adentro ni de afuera del país”.

Reforma convierte más arbitrario al CSE

El politólogo especialista en sistemas políticos y electorales, José Antonio Peraza, dijo a Nicaragua Investiga que no le sorprende lo que han establecido en las reformas, “pero es menos de lo poco que yo esperaba”. Dice que en el proyecto de ley no hay ningún avance en el sistema electoral para tener elecciones libre, transparente y competitivas.

“Es una reforma que posiblemente haga más arbitrario al CSE, más punitivo y que pueda castigar a cualquiera”, apuntó Peraza, quien concuerda con el opositor José Pallais que dichos cambios a la Ley Electoral no cumplen los siete puntos de la OEA.

“El primer punto es modernizar el CSE. Nada de eso está modernizando el Consejo. Incluso cambiando a los magistrado no moderniza, lo que modernizaría es cambiar los mecanismo de legibilidad y los criterios idoneidad”, afirma.

Rechazo unánime de opositores por reformas electorales impulsadas por el FSLN

Eso no lleva a país a ninguna modernidad y cambio, aunque ellos lo vean como lo más lógico. Eso te demuestra el atraso del sistema electoral y político. La OEA está pidiendo modernícese ese CSE, asegúrese que el padrón electoral esté correcto y nadie dude dónde tiene que votar y que los procedimientos estén claros, reglamente los procedimientos, reglamente la Ley”, apunta Peraza.

José Antonio Peraza valora las reformas electorales como punitivo para castigar a cualquier opositor. Foto | Álvaro Silva

“Esas son las cosas que te está pidiendo, no que empieces a crear triquiñuelas para ver como amenazás a los opositores por si te salí de aquí yo te voy aplicar esto y lo otro; yo decido con quién quiero competir o no competir. Eso no nos lleva a ningún lado”, criticó el politólogo.

Pero Juan Sebastián Chamorro asevera que está en manos de los nicaragüenses la voluntad popular y la esperanza como se levantó el pueblo en abril de 2018; “aquel mes heroico por la libertad, por nuestros presos, por la democracia, nos volveremos a levantar el siete de noviembre”.

¿Cuáles son los siete puntos que sugirió la OEA?

La Asamblea General de la OEA aprobó una resolución llamada “El Restablecimiento de las Instituciones Democráticas y el Respeto de los Derechos Humanos de Nicaragua, Mediante Elecciones Libres y Justas”, en donde se le exige al gobierno de Ortega que reestructure CSE y permita la entrada de observadores internacionales para que realice un examen «técnico independiente» del proceso electoral, antes de mayo del 2021, algo que ni siquiera se ha cumplido a pesar que ya faltan pocas semanas para el mes mencionado.

Estos son los puntos:

1-La modernización y reestructuración del Consejo Supremo Electoral para garantizar que funcione de forma totalmente independiente, transparente y responsable.

2- Un proceso político pluralista que conduzca al ejercicio efectivo de los derechos civiles y políticos, incluidos los derechos de reunión pacífica y la libertad de expresión, y al registro abierto de nuevos partidos políticos.

3- Un examen técnico independiente, la actualización de los registros de votación y una auditoría independiente de las listas de votantes.

4- Observación electoral internacional independiente, dedigna y acreditada.

5- Un registro de votantes transparente y efectivo, la distribución de tarjetas (cédulas) de identificación y la gestión de centros de votación.

6- Un recuento y consolidación transparentes de los resultados y la publicación de los resultados en tiempo real.

7- Procedimientos adecuados para la presentación de quejas sobre la conducción de las elecciones y sus resultados, así como procedimientos para resolverlos.

Ninguno de estos puntos fueron tomados en cuenta por el gobierno de Ortega al presentar la iniciativa de reformas electorales, sino que más bien hizo los cambios para terminar de seguir manteniéndose en el poder, según la oposición.

Po otra parte, la OEA no se ha pronunciado al respecto sobre dicho proyecto de ley que podría aprobarse en los próximos días en la Asamblea Nacional, la cual está controlada por legisladores sandinistas.

“Invito a todos los nicaragüenses a usar sus redes sociales y canales de comunicación para exigir en unión reformas electorales que tengan como base la resolución de la OEA”, hizo este llamado Arturo Cruz.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.