Al menos 78 muertos, 4.000 heridos, deja masiva explosión en Beirut

Una potente explosión en bodegas portuarias cerca del centro de Beirut donde se almacenaba material altamente explosivo mató a por lo menos 78 personas, hirió a casi 4.000 y envió ondas de choque sísmicas que destrozaron ventanas, rompieron mamposterías y estremecieron el suelo a través de la capital libanesa.

Las autoridades dijeron que anticipan que el número de muertos aumente aún más después de la explosión del martes, mientras los trabajadores de emergencia cavan entre los escombros para rescatar sobrevivientes y extraer a los muertos.

Fue la explosión más poderosa en años en Beirut, que se está recuperando de una crisis económica y un aumento de las infecciones por coronavirus.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe, bajo arresto

El presidente Michel Aoun dijo que 2.750 toneladas de nitrato de amonio, utilizado en fertilizantes y bombas, se habían almacenado durante seis años en el puerto sin medidas de seguridad, lo que afirmó era «inaceptable».

El mandatario llamó a una reunión de gabinete de emergencia el miércoles y dijo que debería declararse un estado de emergencia de dos semanas.

«Lo que estamos presenciando es una gran catástrofe», dijo el jefe de la Cruz Roja del Líbano, George Kettani, a la emisora Mayadeen. «Hay víctimas y víctimas en todas partes».

Trump anima a Florida a votar por correo

Horas después de la explosión, que ocurrió poco después de las 6:00 p.m. (1500 GMT), el incendio aún ardía en el distrito portuario, proyectando un resplandor anaranjado en el cielo nocturno mientras los helicópteros sobrevolaban el área y las sirenas de las ambulancias sonaban en la capital.

Una fuente de seguridad dijo que las víctimas fueron llevadas para tratamiento fuera de la ciudad porque los hospitales de Beirut estaban abrumados de heridos. Las ambulancias del norte y sur del país y el valle de Bekaa al este fueron llamadas para ayudar.

La gran explosión revivió los recuerdos de la guerra civil de 1975-1990 y sus secuelas, cuando los libaneses sufrieron fuertes bombardeos y ataques aéreos israelíes. Algunos residentes pensaron que había ocurrido un terremoto. Aturdidos, llorosos y heridos caminaban por las calles buscando familiares.

Casa Blanca y demócratas en desacuerdo por nueva ayuda por coronavirus

Otros buscaron a sus seres queridos desaparecidos en los hospitales desbordados. Un médico dijo que 200 a 300 personas habían ingresado en un solo departamento de emergencias. «Nunca he visto esto. Fue horrible», dijo a Reuters la médico, que se identificó como Rouba.

“La explosión me dejó a metros de distancia. Estaba aturdido y todo cubierto de sangre. Me devolvió la visión de otra explosión que presencié contra la embajada de Estados Unidos en 1983 «, dijo Huda Baroudi, un diseñador de Beirut.

El primer ministro Hassan Diab afirmó a la nación que habría responsabilidad por la explosión mortal en el «almacén peligroso», y agregó que «los responsables pagarán el precio».

¿Qué contemplan para Latinoamérica las campañas de Trump y Biden?

La embajada de EE.UU. en Beirut advirtió a los residentes de la ciudad sobre los informes de gases tóxicos liberados por la explosión, instando a las personas a permanecer en el interior y usar máscaras si tenían disponibles.

Humo y bola de fuego

Las imágenes de la explosión compartida por los residentes en las redes sociales mostraron una columna de humo que se elevaba desde el puerto, seguida de una enorme explosión, que envió una nube blanca y una bola de fuego hacia el cielo. Los que filmaron el incidente desde edificios altos a 2 km (una milla) del puerto fueron arrojados hacia atrás por el impacto.
Se vio a personas sangrando corriendo y gritando pidiendo ayuda en las nubes de humo y polvo. Las calles parecían haber sido golpeadas por un terremoto, con edificios dañados, escombros voladores y automóviles y muebles destrozados.

Las autoridades no dijeron qué causó el incendio que desencadenó la explosión. Una fuente de seguridad y medios de comunicación locales dijeron que se inició mediante el trabajo de soldadura que se realizaba en un agujero en la bodega.

Trump anuncia que prohibirá a TikTok en EEUU

El gobierno dijo que todavía estaba luchando por establecer la magnitud del desastre. «Hay muchas personas desaparecidas. La gente pregunta al departamento de emergencias sobre sus seres queridos y es difícil buscar por la noche porque no hay electricidad», dijo a Reuters el ministro de Salud, Hamad Hasan.Hasan dijo que 78 personas murieron y casi 4.000 resultaron heridas.

El locutor libanés al-Jadeed leyó llamados para obtener información sobre los desaparecidos en las primeras horas de la mañana. Algunas personas publicaron fotos de familiares desaparecidos en las redes sociales.

El primer ministro pidió un día de luto el miércoles.

Ayuda internacional

La explosión ocurrió tres días antes de que un tribunal respaldado por la ONU emitiera un veredicto en el juicio de cuatro sospechosos del grupo musulmán chiíta Hezbolá sobre un atentado en 2005 que mató al ex primer ministro Rafik al-Hariri y otras 21 personas.

Hariri fue asesinado por un enorme camión bomba en la misma costa, a unos 2 km (aproximadamente una milla) del puerto.

Las autoridades israelíes dijeron que Israel, que ha librado varias guerras con Líbano, no tuvo nada que ver con la explosión del martes y dijo que su país estaba listo para brindar asistencia médica y humanitaria. El Irán chiíta, el principal patrocinador de Hezbolá, también ofreció apoyo, al igual que Arabia Saudita, rival regional de Teherán, una potencia líder sunita. Qatar e Irak dijeron que estaban enviando hospitales improvisados para ayudar a la gran cantidad de víctimas.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania expresaron conmoción y simpatía y dijeron que estaban listos para ayudar.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó en una reunión informativa en la Casa Blanca que la explosión fue un posible ataque. Cuando se le pidió más detalles, Trump dijo que se había reunido con algunos generales de EE.UU. que consideraron que no se trataba de «una especie de evento tipo explosión fabricada».

Sin embargo, dos funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que la información inicial contradecía la opinión de Trump.

“Los refugios no son la solución”: doctora venezolana que se trató de COVID-19 en casa

La explosión amenaza una nueva crisis humanitaria en una nación que alberga a cientos de miles de refugiados sirios y que ya está lidiando con el colapso económico bajo una de las mayores cargas de deuda del mundo.

Las imágenes mostraron edificios portuarios reducidos a mampostería destrozada, devastando el principal punto de entrada a un país que depende de las importaciones de alimentos para alimentar a su población de más de 6 millones.

Los residentes dijeron que se rompieron los vidrios en los barrios de la costa mediterránea de Beirut y en los suburbios del interior a varios kilómetros de distancia. En Chipre, una isla mediterránea a 110 millas (180 km) al otro lado del mar desde Beirut, los residentes escucharon la explosión. Un residente en Nicosia dijo que su casa y las persianas se sacudieron.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.