Declaraciones de Pastora podrían ser estrategia de Ortega, según Hugo Torres

El general en retiro del Ejército de Nicaragua, Hugo Torres considera que las palabras que dijo Edén Pastora en un medio oficialista pueda ser parte de un descontento que existe dentro del Frente Sandinista, mientras que por otra parte, no descarta que pueda tratarse de una estrategia del mismo Ortega.

Pastora recomendó a Ortega reestructurar al partido y regresarlo a la forma de operar de los años 80, a través del Congreso Nacional y elegir a un sucesor que no sea el actual mandatario.

“Cuando a nuestro Comandante Dios le mande cualquier fatalidad, un derrame cerebral, una enfermedad grave, una vejez dentro de 10, 12 años , una muerte segura, que sea el gran congreso el que diga, el fulano y todos por disciplina partidaria, por obediencia partidaria apoye  a ese que el gran congreso del partido diga”, dijo Pastora.

Le interesa: Crece temor del FSLN por nueva ola de protestas en Nicaragua

Según Torres, es probable que Ortega haya autorizado a Pastora a que declarara sobre su posible muerte «para tratar de revivir al partido que sabe que está muriendo por culpa de él o de por lo menos dar una imagen de que están reviviendo» y de esta manera evitar que se erosione el FSLN aún más de cara a una contienda electoral en 2021.

General en retiro Hugo Torres analiza el impacto de las declaraciones de Edén Pastora. Foto: Nicaragua Investiga.

 

La comandante Dora Maria Téllez coincide con la visión de Torres y comenta que el hecho de que Pastora no haya mencionado para nada a Rosario Murillo es muy curioso y que podría tratarse «de una maniobra de Ortega para sacar del juego a Rosario» quien no goza de mucha aceptación en las filas del FSLN.

«Rosario Murillo causa mucho descontento sobre todo en las filas de la vieja guardia del sandinismo, porque ella no tiene un expediente histórico que la respalde » opina Torres y explica que esa es la principal causa por la cual ella ha ido «desplazando» a esas figuras y «se ha ido llenando de jóvenes que no conocen la historia y les ha inventado una versión totalmente tergiversada».

Le interesa: Marco Rubio dice que Ejército de Bolivia debe ser ejemplo para el de Nicaragua

Por otro lado, Téllez destaca que «si Pastora habla que hay que prepararse es porque él sabe algo que no sabemos» sobre la salud de Ortega y explica que es probable que el mismo Pastora avisora una destrucción del FSLN con el eventual fallecimiento del caudillo familiar.

Otra hipótesis: Pastora actuó por su cuenta junto a otros «descontentos»

«En regímenes dictatoriales y de corte fascista como estos, el solo hacer una insinuación sobre el estado de salud del líder es pecado mortal, entonces es muy llamativo el porqué lo hizo Pastora» señala Torres.

«¿Se atrevió Edén Pastora en contubernio con otros descontentos a decir lo que dijo sabiendo lo que le podría pasar?» se pregunta Torres y especifica que los llamados «descontentos» serían algunas figuras que han sido relegadas por el mismo Ortega y que hoy están sintiendo los efectos de la crisis económica y política en la que se encuentra el país.

Le interesa: Edén Pastora pide al FSLN otro candidato que no sea Ortega

Ortega descabezó líderes sandinistas

Torres destaca que fue el mismo Ortega quien se encargó de que no hubiera otras figuras de liderazgo dentro del FSLN y recuerda que para las elecciones adelantadas de 1989, Ortega amaño y utilizó sus influencias para resultar electo como candidato a la presidencia por el partido sandinista en una elecciones primarias.

Victor Hugo Tinoco y Alejandro Martínez Cuenca eran sus contendientes y según Torres, los votos que recibieron ambos «rebasaban pero por mucho a Ortega, lo cual significaba que la mayoría de la militancia no quería que Ortega fuera el candidato». De acuerdo a Torres, fue en ese momento cuando Ortega «restó toda posibilidad de primarias y fue desnaturalizando totalmente al partido para no tener que sufrir ese trauma de nuevo».

Le interesa: «Ha sido el sector privado el que impulsó crecimiento y desarrollo», dice el Cosep 

Ortega se encargó de sacar a las figuras históricas del FSLN, sobre todo a las que atentaban en contra de su liderazgo dentro del partido. Otras figuras como Dionisio Marenco, quien alguna vez criticó a Ortega, «están domesticadas, las metió en el embudo de la sumisión» expresa Torres.

Sin embargo, «eso no quiere decir que no estén rumeando en su interior el descontento por la humillación a la que son sometidos y que pudieran estar tramando o conspirando silenciosamente para que Ortega no los arrastre al abismo junto a él» advierte el ex general.

Le interesa: Cepal anuncia mayor caída del PIB para 2020

Tellez, por su parte indica que «Ortega se encargó de matar a todos los liderazgos» y además de eso, comprometió al FSLN en actos de crimen organizado como secuestros, torturas y asesinatos en casas del partido rojinegro durante la represión estatal en 2018.

De acuerdo al general en retiro Hugo Torres, «Daniel Ortega desnaturalizó al Frente Sandinista que hizo la revolución y al Frente Sandinista de los años 80, a tal punto que lo vació de contenido político y lo convirtió en un partido familiar que es lo que es hoy el Frente Sandinista».

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.