Gobierno entregará 1.2 millones de juguetes pero sigue inoperante ante violencia hacia la niñez

Para el sociólogo Cirilo Otero el anuncio del gobierno forma parte de la estrategia de crear un mundo ficticio mientras persisten los problemas del país.

En diciembre el gobierno de Daniel Ortega entregará 1 millón 200 mil juguetes a niños de todos los departamentos de Nicaragua, pese a que las prioridades del país, y particularmente de la niñez, siguen siendo otras.

El anuncio lo hizo este miércoles la vicepresidenta Rosario Murillo a través de los medios de comunicación gubernamentales. “A partir del 10 de diciembre vamos a estar entregando ese millón 200 mil juguetes a niñas y niños desde los centros educativos en todo el país”, explicó Murillo.

FSLN, el partido que promovió penalizar el aborto terapéutico en todos los casos

El desarrollo de esta jornada tendrá lugar en medio de la inoperancia de las instituciones del Estado ante el incremento de casos de violaciones sexuales y vejámenes a  niños y adolescentes, según ha denunciado anteriormente la Federación Coordinadora Nicaragüense que Trabaja con la Niñez y la Adolescencia (Codeni).

Según cifras de Codeni, el 24.4% de embarazos registrados en Nicaragua son de niñas y adolescentes, lo que lo posiciona como el país centroamericano con mayor proporción de embarazos precoces, y el segundo a nivel latinoamericano.

De cada cuatro partos, uno corresponde a niñas y adolescentes entre los 11 y 17 años.

Anualmente en Nicaragua, casi tres mil niñas menores de diez años son abusadas y resultan embarazadas, de acuerdo a las últimas cifras brindadas por el Instituto de Medicina Legal.

Un estudio de Funides reveló que la iniciación temprana en actividades sexuales, sumado a la falta de educación y el limitado uso de anticonceptivos, elevan las tasas de fecundidad en la adolescencia.

Un mundo ficticio

Para el sociólogo Cirilo Otero el anuncio de Rosario Murillo no debe extrañar a nadie pues esa ha sido la estrategia del gobierno desde siempre para mantenerse en el poder. «Esa es su estrategia, crear un mundo ficticio, un mundo de mentira, de tranquilidad, de felicidad, mientras hay alto desempleo, hay baja producción, cierres de empresas», cuestionó.

Otero manifestó que la población, por dignidad, lo que debería hacer es no asistir a esos eventos organizados por el gobierno.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.