El Caribe sufre nuevamente por repunte de casos de malaria

El aumento en los casos de malaria en combinación con la pandemia del Covid-19 podría aumentar considerablemente los riesgos sanitarios

Desde el inicio de las lluvias provocadas por los huracanes Iota y Eta en su paso por el país, expertos de la salud alertaron sobre un posible estado de sindemia—es decir, la presencia de varias epidemias a la vez— ya que además de las enfermedades que estarían sumándose relacionadas a las recientes condiciones climáticas, aún prevalecen los riesgos por casos de Covid-19.

Malaria y el dengue llevan seis meses avanzando ciegamente en Nicaragua

La temporada lluviosa aumenta los criaderos de mosquitos, lo que resulta potencialmente alarmante debido a que la zona del Caribe de Nicaragua, la principal afectada por los huracanes, ha tenido desde siempre notorias dificultades de control de los casos de dengue y malaria.

La vicepresidenta Rosario Murillo confirmó este lunes que los casos de malaria ya han iniciado a elevarse. Según los datos recolectados por el Ministerio de Salud (Minsa), en la semana se presentaron 629 casos de malaria, es decir un 25% más en comparación a la semana anterior.

El experto en salud pública Carlos Hernández ya había alertado del alto riesgo que significaría para la población la presencia de casos de dengue o malaria en combinación con la pandemia del Covid-19, pues ambos padecimientos están relacionados a complicaciones de coagulación y problemas en la sangre.

De hecho, el Dr. Hernández ya había previsto que durante las dos semanas posteriores al paso del huracán Iota estaría presentándose «una explosión de epidemias bastante graves» por lo que llamaba a las autoridades estatales de la salud a establecer controles epidemiológicos y acciones preventivas que facilitaran la reducción de los riesgos.

Durante las últimas semanas el Minsa ha sostenido que se encuentra desarrollando un «protocolo post desastre» para asegurar la salud de las personas que se vieron afectadas por las lluvias y evitar otras posibles situaciones de emergencia.

Otros cuadros

Entre otros de los datos facilitados por la vocera gubernamental, se encuentra el estado del dengue, el cual disminuyó un 7% con respecto a la semana anterior presentando esta vez 26 nuevos casos positivos. En cuanto al estado de los cuadros de neumonía, aunque ha habido una disminución del 22% en los casos, hay 7 veces más fallecidos a causa de esta enfermedad.

Foto: NI

Los casos de leptospirosis han disminuido un 56% en relación a las cifras del año 2019, y esta año no se ha presentado fallecidos por esta causa. De igual forma, se ha presentado una disminución en los casos de influenza.

Desactualización de los datos

Sin embargo, estas cifras solo pueden ser conocidas a través de los comunicados oficiales de Murillo, pues el Minsa no actualiza los boletines epidemiológicos en su página web desde el mes de marzo, lo cual dificulta el seguimiento del comportamiento de estas enfermedades por otros expertos independientes.

Y aunque la desactualización de información oficial es un problema recurrente en Nicaragua, es necesaria la publicación de estos números, sobre todo cuando los casos de malaria han venido aumentando exponencialmente en los últimos años, y que ahora se agrega una pandemia que podría complicar aún más los cuadros de salud.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.