Human Rights Watch llama a la Unión Europea a imponer sanciones contra Ortega

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch llamó a la Unión Europea (UE) a imponer sanciones y aumentar la presión contra Daniel Ortega, para que este ponga fin a las violaciones de derechos humanos en Nicaragua.

A través de una carta enviada este martes a la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini, y a los ministros de Relaciones Exteriores de los 28 Estados, Human Rights Watch dijo que “la UE debería imponer sanciones individuales contra altos funcionarios nicaragüenses implicados en graves violaciones de derechos humanos y condicionar cualquier apoyo a la Policía Nacional de Nicaragua”.

“La UE también debería supeditar toda asistencia financiera futura a la Policía Nacional de Nicaragua a que se realicen investigaciones exhaustivas de violaciones de derechos humanos y a esfuerzos verificables por las autoridades dirigidos a desmantelar y juzgar a integrantes de las bandas armadas partidarias del gobierno, dijo Human Rights Watch en su carta.

De acuerdo a la carta, en 2018 la UE asignó 8 millones de euros al gobierno nicaragüense,  para un proyecto de seguridad. Pero en junio, parlamentarios de la UE informaron a Human Rights Watch que “las instituciones europeas responsables” les habían indicado que “en cuanto empezó la crisis” habían interrumpido el “único proyecto que involucraba a cuerpos de seguridad”.

Hasta ahora la UE todavía no ha impuesto sanciones individuales contra ningún funcionario nicaragüense implicado en violaciones de derechos humanos. Sin embargo, algunos ya han sido sancionados por Estados Unidos y Canadá.

Vivanco llama a mayor presión internacional

José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch recalcó la importancia de la presión internacional. “El presidente Daniel Ortega no restablecerá voluntariamente las garantías básicas de derechos humanos que su gobierno se esmeró en desmantelar”, dijo.

Vivanco considera que “es crucial que haya una presión internacional fuerte y persistente para que cesen los abusos generalizados en Nicaragua, en particular a través de sanciones individuales contra altos funcionarios implicados en graves violaciones de derechos humanos”.

Insistió que “la presión que puede ejercer la Unión Europea es clave para que el gobierno de Ortega cese los abusos y las víctimas obtengan justicia”, opinó Vivanco. “Es urgente que la Unión Europea priorice redoblar la presión sobre las autoridades nicaragüenses”, reiteró.

Human Rights Watch señaló la importancia que tuvo  la presión internacional para la excarcelación de 456 presos políticos. No obstante, mencionó las irregularidades y el asedio a las que están expuestos.

“Estas excarcelaciones no deben esconder que muchas de estas personas seguían sujetas a medidas restrictivas de su libertad al 19 de junio. A su vez, otras 100 personas fueron detenidas y liberadas en marzo en relación con nuevas manifestaciones y no se ha procesado penalmente a ningún miembro de las fuerzas de seguridad responsables de abusos”.

De acuerdo a informes de organismos nacionales e internacionales, la represión estatal contra la población nicaragüense a partir de abril de 2018, dejó un saldo de más de 300 muertos y más de 2.000 heridos.

Un informe presentado por Human Rights Watch el 19 de junio de 2019 documentó abusos atroces, incluyendo torturas, infligidos a muchos de los cientos de personas detenidas por policías o secuestradas por bandas armadas partidarias del gobierno.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.