Más jóvenes critican a aspirantes presidenciales

Dos jóvenes fueron abordados por Nicaragua Investiga sobre la polémica surgida tras un comentario de la líder universitaria y exrea política Amaya Coppens y coincidieron con varios de sus planeamientos.

La publicación de la joven excarcelada política Amaya Coppens en la cual critica el accionar actual de la oposición nicaragüense generó diversas reacciones, desde aquellas que coincidían en que los actuales liderazgos se centran únicamente en diputaciones y no en los presos políticos, y quienes tacharon sus palabras de continuar fragmentando la oposición.

Fracción de Arnoldo y María Fernanda dentro del PLC presentarán un movimiento liberal, según diputados del partido

Jonathan López, ex reo político y coordinador del Movimiento Estudiantil en Apoyo a la Democracia, considera que la crítica de Coppens es acertada, pues coincide en que fuera de los discursos “a la hora de tomar acciones o medidas para que se haga justicia en temas como la libertad de los presos políticos, la libertad de expresión, la participación ciudadana, que no se esté hostigando a los opositores, básicamente el respeto a los derechos humanos” las diferentes plataformas de oposición los han dejado “muy de lado”.

“A tal punto, que tenemos un 2021 donde solo se habla de las elecciones, solo se está hablando de candidaturas a la presidencia, cuando realmente no se ha trabajado en condiciones mínimas”. El activista político asegura comprender que se trata de un año electoral “pero también tenemos que plantearnos que no estamos en un contexto ordinario” y destaca que este tipo de temas deberían promoverse y no tanto el de las candidaturas.

La joven Samantha Jirón, quien estuvo exiliada por dos años en Costa Rica debido a que tenía orden de captura y es miembro de la Unión Nacional Autoconvocada del sector estudiantil de la Unidad, coincide en que parte de la oposición “se ha quedado en el discurso” y ha dejado de lado temas de relevancia como es la libertad de los presos políticos por anteponer intereses.

Discusiones “infantiles”

Para López resulta incluso como “una discusión infantil” el hecho de que se creen disputas sobre quiénes serán los próximos en la presidencia, cuando deberían llevarse a cabo otras acciones tanto a nivel nacional como internacional para que se aborden temas en relación a las violaciones de derechos humanos. Desde el Movimiento entienden que esto no puede realizarse en las calles, pero al menos exigen un contacto “semi real” ya sea por medio de las redes sociales.

“Son muy pocas las personas que actualmente (políticos y líderes) están hablando de la libertad de presos políticos, todas están hablando de ir a elecciones y muchas veces a elecciones sin condiciones a costa de cualquier cosa” agrega Jirón. Desde el exilio comparte que esta situación “desanima completamente” pues “te quita la esperanza de poder regresar por lo menos a un corto plazo”.

“Miras que no hay consenso y muchos exiliados se están resignando a hacer vida por ejemplo en Costa Rica, unos están entrando a la universidad por tres a cuatro años porque ven que esto va para largo, otros han tomado la decisión de continuar con sus vidas y no seguirse metiendo en cuestiones políticas porque no ven una salida pronta a la crisis o no ven esfuerzos mayores de parte de la oposición” sostiene.

Sin espacio para críticas

Sin embargo, cuando personas como Coppens, o López, o Jirón, deciden hablar públicamente sobre los disgustos que mantienen hacia los distintos grupos de oposición o determinados liderazgos, las respuestas recibidas son ataques por presuntamente ir en contra de la unidad.

Humberto Ortega pide «unidad» y «elecciones libres» en noviembre

Jirón comparte que ella misma ha puesto estados en su perfil personal y de igual forma la han criticado diciéndole básicamente que debe callar “y no podemos callarnos, yo creo que no podemos permitir que sigan haciéndonos lo que están haciendo muchas personas que dicen llamarse opositoras de que ‘en vez de abonar destruyen la unidad y los esfuerzos que se están haciendo’, (pero) esta crítica no es destructiva, son críticas constructivas y los jóvenes tenemos todo el derecho y la moral para poder hablar sobre las cosas que se están haciendo mal”.

“Y no solo los jóvenes, cualquier ciudadano que busca democratizar Nicaragua tiene el derecho de poder cuestionar a las personas que aspiran a un cargo porque si no vamos a llegar a lo mismo, esto es un trabajo en conjunto y tenemos que llevar una misma línea”. De igual forma, reconoce que “la oposición esta tan polarizada que tenes que hablar y siempre decir ‘sí señor, si está bien’ porque si no estás de acuerdo entonces te tachan de sandinista o sos divisionista”. “No hay espacio para la crítica. Te dicen que no es el momento de hablar” por lo que la joven cuestiona “¿Cuándo va a ser el momento? ¿vamos a llegar fragmentados e incómodos a un puesto de poder?”

De igual forma, López comparte que cuando miembros de organizaciones cuestionan lo que sucede dentro de la oposición reciben críticas tanto a lo interno como en redes sociales “con argumentos de que nos tenemos que ver unidos, no nos tenemos que ver cohesionados, que tenemos que dar una sola postura ante la población”. Pero para él, “uno de los principales errores que se han cometido en el pasado es callar”.

“Mientras uno haga una crítica constructiva o haga propuestas concretas para poder hacer las cosas diferentes, de esta forma realmente vamos a garantizar un cambio en el sistema político o en las culturas políticas que existen dentro del país que hemos venido heredando desde hace mucho tiempo”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.