Reconocido fanático sandinista acusado de violación en León

Fue visto armado en la “operación limpieza” en León. Sus compañeros sandinistas dicen que “es factura” de Murillo contra los inconformes.

Gran sorpresa ha causado la cárcel y acusación contra el militante sandinista y exfuncionario de seguridad del Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales Arguello”, de León, Harbin Manuel Mayorga Mercado, a quienes leoneses vieron armado, desmontando tranques de opositores al régimen hace cuatro años en esta ciudad. Asumen, que se trata “de facturas” como parte de la guerra interna descarnada “entre orteguistas y murillistas” en León .

Mayorga Mercado era un funcionario que laboraba como guarda de seguridad en el hospital de León. Una persona denunciada en más de una ocasión por maltratar a la gente y abusar de su autoridad en el centro médico. Era un protegido del secretario político del Frente Sandinista en esta ciudad, el destituido y “restituido” después como parte de las disputas internas, Evertz Delgadillo. Mayorga Mercado está detenido y es acusado de violación.

Al comenzar la semana, fue presentado como presunto autor de ese delito, en el acostumbrado informe policial que presenta todos los lunes el comisionado de la jefatura de policía de León, Fidel Domínguez, un obediente represor que ha profesado su fidelidad a Rosario Murillo.

El Viper también fue despojado de la nacionalidad

“Un militante de respeto”, dicen

Una fuente del partido, inconforme con la venganza contra el militante, cuenta que Mayorga Mercado “tenía un trabajo político” en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arguello, Heodra, para vigilar al personal del centro asistencial. “Era guarda, pero sus tareas eran políticas”, dice.

Aunque era funcionario del lugar desde hace seis años, fue después del 2018 que colaboró con desmontar barricadas y tranques de los opositores al régimen, que “le dieron la tarea de vigilancia partidaria”. “Fue como una promoción por ayudar con las misiones de traer paz a León desmontando las barricadas, es un militante de respeto”, dicen sus compañeros.

Ficha policial.

Antes de las protestas, Mayorga Mercado se destacaba como un dirigente activo de la Juventud Sandinistas (JS), del reparto Carlos Núñez, al sureste de Sutiaba en León. Después se desempeñó como representante de la Promotoría Solidaria. “¿Tenían a un violador entre las filas? No. Eso es un montaje contra el compañero”, se queja otro militante. “Antes de 2018, era la mano derecha de Yaoska Urbina, actual coordinadora departamental de la Juventud Sandinista (JS)”, agrega.

“De métodos cuestionados, pero siempre sandinista”

Otros reconocen a Mayorga Mercado como un militante disciplinado, pero le criticaban que siempre cumplió sus tareas recurriendo “a ideas no muy sanas para el partido”. Eso lo confirma también Cristhian Castillo, disidente del Frente Sandinista, quien fue perseguido y ahora se encuentra en el exilio.

 

Dictadura roba a Pablo Cuevas su casa, un sacrificio de toda su vida

“Él era un experto en estrategias sucias. Este chavalo se encargó de reclutar pandilleros y a vagos de los repartos de León, para conformar un grupo de choque y atacar a los manifestantes antigubernamentales. Su nombre fue muy conocido cuando agredió a ancianos aquel miércoles 18 de abril de 2018”, contó.

Castillo cuenta que durante el estallido de abril de hace cuatro años, el señalado se desempeñó como el principal agresor en las manifestaciones por parte del régimen. “Todos los días convencía a los que andaba con él que tenían que agredir física y verbalmente a jóvenes opositores, que se encontraba en más de 500 barricadas y dos grandes tranques en la ciudad de León, que sostenían como forma de resistencia a miles de personas que protestaban en contra del gobierno de Ortega-Murillo”, narra.

“A mí me dijo que me iba a matar. Me amenazó de muerte; me llamó terrorista, vendepatria cuando me llevaron a El Chipote, por participar en las marchas. A Harbin lo conozco bien, antes de ser paramilitar lo tildaban de acosador de niñas, cuando estaba como guarda de seguridad en el colegio público Modesto Armijo de León”, cuenta el preso político Franklin Morales, liberado en 2019 bajo la criticada ley de amnistía.

Este será el tipo de cambio del córdoba frente al dólar de marzo a diciembre

Fue el azote para muchos exreos políticos

Jóvenes que integraron la Unión de Presos Políticos en León (UPPN), confirmaron para este reporte que Mayorga Mercado, ahora en desgracia por desafiar al bloque murillista en León, testificó en el juicio en contra de los ex reos políticos Amaya Coopens, Sergio Midense, Byron Estrada, Nairoby Olivas y otros líderes estudiantiles.

La oposición leonesa desde el exilio, asegura que el ahora procesado por un supuesto delito común fue responsable de muchas muertes de personas que se encontraban en las barricadas.

“Últimamente, Harbin se creía el dueño del hospital de León, nadie se podía acercar con un teléfono celular al centro, porque mandaba a retirarlo del lugar o notificaba al departamental. De hecho, muchas personas que no son militantes sandinistas le tenían miedo, porque además de violento, era protegido”, cuenta otro guarda de seguridad del hospital que pidió hablar bajo anonimato por temor a represalias políticas.

Una enfermera del centro asistencial reveló también que el hombre “sembraba el terror” entre guardias de seguridad, gente de limpieza y personal médico. “Mucha gente fue despedida después que él los mal informó. Los despidos venían desde la Secretaría del Frente, ahí lo oían bastante”, dijo.

Silencio en la Secretaría

Aunque no se dio detalles de la supuesta violación de la que lo acusan, la radio sandinista propiedad del militante Tránsito Téllez, Radio Venceremos y La Estación de la Amistad, publicó un informe policial, que después borraron. En redes sociales los leoneses atribuyeron la acción, a la crisis de división que padece el partido en esta ciudad. “Pleito de los dos bandos”, dijeron.

“El era un operador político de Delgadillo, eran sus ojos y oídos. Que esté preso ahora, no es una buena señal para el bloque que se opone a Murillo en León, eso quiere decir que ella va con todo contra los inconformes, pero esa arremetida, solo va a agudizar más la crisis”, aseguró un militante.

Tras la acusación contra Mayorga Mercado, hay silencio en la secretaría del partido. “Es lamentable que usen a la gente y cuando hay reclamos le dañan la vida así. Los sandinistas solo usaron a este chavalo de carácter violento. Por eso lo pusieron a dirigir grupos de choques en 2018 y después a vigilar el hospital con su cargo de fiscal”, declaró a este medio un disidente de las filas rojinegras, quien se encuentra aún en la ciudad de León y, por ende, pidió anonimato.

A finales de 2022 y a principios de este 2023, se han desencadenado escándalos, disidencias y descontentos internos de la ya golpeada base que tiene el partido sandinista en la ciudad de León.

 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.